Buscar este blog

jueves, 16 de julio de 2015

16 de julio: Nuestra Señora del Carmen

Desde los antiguos ermitaños que se establecieron en el Monte Carmelo, Los Carmelitas han sido conocidos por su profunda devoción a la Santísima Virgen. Ellos interpretaron la nube de la visión de Elías (1 Reyes 18, 44) como un símbolo de la Virgen María Inmaculada. Ya en el siglo XIII, cinco siglos antes de la proclamación del dogma, el misal Carmelita contenía una Misa para la Inmaculada Concepción.

En las palabras de Benedicto XVI, 15,VII,06: "El Carmelo, alto promontorio que se yergue en la costa oriental del Mar Mediterráneo, a la altura de Galilea, tiene en sus faldas numerosas grutas naturales, predilectas de los eremitas. El más célebre de estos hombres de Dios fue el gran profeta Elías, quien en el siglo IX antes de Cristo defendió valientemente de la contaminación de los cultos idolátricos la pureza de la fe en el Dios único y verdadero. Inspirándose en la figura de Elías, surgió al Orden contemplativa de los «Carmelitas», familia religiosa que cuenta entre sus miembros con grandes santos, como Teresa de Ávila, Juan de la Cruz, Teresa del Niño Jesús y Teresa Benedicta de la Cruz (en el siglo, Edith Stein). Los Carmelitas han difundido en el pueblo cristiano la devoción a la Santísima Virgen del Monte Carmelo, señalándola como modelo de oración, de contemplación y de dedicación a Dios. María, en efecto, antes y de modo insuperable, creyó y experimentó que Jesús, Verbo encarnado, es el culmen, la cumbre del encuentro del hombre con Dios. Acogiendo plenamente la Palabra, «llegó felizmente a la santa montaña» (Oración de la colecta de la Memoria), y vive para siempre, en alma y cuerpo, con el Señor. A la Reina del Monte Carmelo deseo hoy confiar todas las comunidades de vida contemplativa esparcidas por el mundo, de manera especial las de la Orden Carmelitana, entre las que recuerdo el monasterio de Quart, no muy lejano de aquí [Valle de Aosta]. Que María ayude a cada cristiano a encontrar a Dios en el silencio de la oración.


La estrella del Mar y los Carmelitas

Los marineros, antes de la edad de la electrónica, dependían de las estrellas para marcar su rumbo en el inmenso océano. De aquí la analogía con La Virgen María quien como, estrella del mar, nos guía por las aguas difíciles de la vida hacia el puerto seguro que es Cristo.

Por la invasión de los sarracenos, los Carmelitas se vieron obligados a abandonar el Monte Carmelo. Una antigua tradición nos dice que antes de partir se les apareció la Virgen mientras cantaban el Salve Regina y ella prometió ser para ellos su Estrella del Mar. Por ese bello nombre conocían también a la Virgen porque el Monte Carmelo se alza como una estrella junto al mar.


Los Carmelitas y la devoción a la Virgen del Carmen se difunden por el mundo

La Virgen Inmaculada, Estrella del Mar, es la Virgen del Carmen, es decir a la que desde tiempos remotos se venera en el Carmelo. Ella acompañó a los Carmelitas a medida que la orden se propagó por el mundo. A los Carmelitas se les conoce por su devoción a la Madre de Dios, ya que en ella ven el cumplimiento del ideal de Elías. Incluso se le llamó: "Los hermanos de Nuestra Señora del Monte Carmelo". En su profesión religiosa se consagraban a Dios y a María, y tomaban el hábito en honor ella, como un recordatorio de que sus vidas le pertenecían a ella, y por ella, a Cristo.

La devoción a la Virgen del Carmen se propagó particularmente en los lugares donde los carmelitas se establecieron.

- España: Entre los lugares en que se venera en España la Virgen de España como patrona está Beniaján, Murcia.

- América: Es patrona de Chile; en el Ecuador es reina de la región de Cuenca y del Azuay, recibiendo la coronación pontificia el 16 de Julio del 2002. En la iglesia del monasterio de la Asunción en Cuenca se venera hace más de 300 años. Es además venerada por muchos en todo el continente.


EL ESCAPULARIO CARMELITA

"La devoción del escapulario del Carmen ha hecho descender sobre el mundo una copiosa lluvia de gracias espirituales y temporales” (Pío XII, 6-VIII-1950).


¿Qué es el Escapulario Carmelita?

El escapulario es un sacramental. Un sacramental es un objeto religioso que la Iglesia haya aprobado como signo que nos ayuda a vivir santamente y a aumentar nuestra devoción. Los sacramentales deben mover nuestros corazones a renunciar a todo pecado, incluso al venial.

El escapulario, al ser un sacramental, no nos comunica gracias como hacen los sacramentos sino que nos nos disponen al amor a Dios y a la verdadera contrición del pecado si los recibimos con devoción.

Los seres humanos nos comunicamos por símbolos. Así como tenemos banderas, escudos y también uniformes que nos identifican. Las comunidades religiosas llevan su hábito como signo de su consagración a Dios.

Los laicos no pueden llevar hábito, pero los que desean asociarse a los religiosos en su búsqueda de la santidad pueden usar el escapulario. La Virgen dio a los Carmelitas el escapulario como un hábito miniatura que todos los devotos pueden llevar para significar su consagración a ella. Consiste en un cordón que se lleva al cuello con dos piezas pequeñas de tela color café, una sobre el pecho y la otra sobre la espalda. (ver ilustración arriba). Se usa bajo la ropa. Junto con el rosario y la medalla milagrosa, el escapulario es uno de los mas importantes sacramentales marianos.

Dice San Alfonso Ligorio, doctor de la Iglesia: "Así como los hombres se enorgullecen de que otros usen su uniforme, así Nuestra Señora Madre María está satisfecha cuando sus servidores usan su escapulario como prueba de que se han dedicado a su servicio, y son miembros de la familia de la Madre de Dios."


¿Cómo se originó el escapulario?

La palabra escapulario viene del Latín "scapulae" que significa "hombros". Originalmente era un vestido superpuesto que cae de los hombros y lo llevaban los monjes durante su trabajo. Con el tiempo se le dio el sentido de ser la cruz de cada día que, como discípulos de Cristo llevamos sobre nuestros hombros. Para los Carmelitas particularmente, pasó a expresar la dedicación especial a la Virgen Santísima y el deseo de imitar su vida de entrega a Cristo y a los demás.


La Virgen María entrega el escapulario el 16 de julio de 1251

En el año 1246 nombraron a San Simón Stock general de la Orden Carmelita. Este comprendió que, sin una intervención de la Virgen, a la orden le quedaba poco tiempo. Simón recurrió a María poniendo la orden bajo su amparo, ya que ellos le pertenecían. En su oración la llamó "La flor del Carmelo" y la "Estrella del Mar" y le suplicó la protección para toda la comunidad.

En respuesta a esta ferviente oración, el 16 de julio de 1251 se le aparece la Virgen a San Simón Stock y le da el escapulario para la orden con la siguiente promesa: "Este debe ser un signo y privilegio para ti y para todos los Carmelitas: quien muera usando el escapulario no sufrirá el fuego eterno"

Aunque el escapulario fue dado a los Carmelitas, muchos laicos con el tiempo fueron sintiendo el llamado de vivir una vida mas comprometida con la espiritualidad carmelita y así se comenzó la cofradía del escapulario, donde se agregaban muchos laicos por medio de la devoción a la Virgen y al uso del escapulario. La Iglesia ha extendido el privilegio del escapulario a los laicos.

La Santísima Virgen se apareció al Papa Juan XXII en el siglo XIV y le prometió para quienes cumplieran los requisitos de esta devoción que "como Madre de Misericordia con mis ruegos, oraciones, méritos y protección especial, les ayudaré para que, libres cuanto antes de sus penas, (...) sean trasladadas sus almas a la bienaventuranza".

Explicación de la Promesa: Muchos Papas, santos y teólogos católicos han explicado que, según esta promesa, quien tenga la devoción al escapulario y lo use, recibirá de María Santísima a la hora de la muerte, la gracia de la perseverancia en el estado de gracia (sin pecado mortal) o la gracia de la contrición (arrepentimiento). Por parte del devoto, el escapulario es una señal de su compromiso a vivir la vida cristiana siguiendo el ejemplo perfecto de la Virgen Santísima.

El escapulario tiene 3 significados:

1) El amor y la protección maternal de María: El signo es una tela o manto pequeño. Vemos como María cuando nace Jesús lo envuelve en un manto. La Madre siempre trata de cobijar a sus hijos. Envolver en su manto es una señal muy maternal de protección y cuidado. Señal de que nos envuelve en su amor maternal. Nos hace suyos. Nos cubre de la ignominia de nuestra desnudes espiritual.
Vemos en la Biblia:
-Dios cubrió con un manto a Adán y Eva después de que pecaron. (manto - signo de perdón)
-Jonatán le dio su manto a David: símbolo de amistad
-Elías dio su manto a Eliseo y lo llenó de su espíritu en su partida.
-S. Pablo: revístanse de Cristo: vestirnos con el manto de sus virtudes.

2)Pertenencia a María: Llevamos una marca que nos distingue como sus hijos escogidos. El escapulario se convierte en el símbolo de nuestra consagración a María. Consagración: 'pertenecer a María' es reconocer su misión maternal sobre nosotros y entregarnos a ella para dejarnos guiar, enseñar, moldear por Ella y en su corazón. Así podremos ser usados por Ella para la extensión del Reino de su Hijo.
-En 1950 Papa Pío XII escribió acerca del escapulario: "que sea tu signo de consagración al Inmaculado Corazón de María, lo cual estamos particularmente necesitando en estos tiempos tan peligrosos"
En las palabras del Papa vemos mas vez mas devoción a la Virgen del Carmen es devoción a la Inmaculada.
Quien lleve el escapulario debe estar consciente de su consagración a Dios y a la Virgen y ser consecuente en sus pensamientos, palabras y obras.

3)El suave yugo de Cristo: "Carguen sobre ustedes mi yugo y aprendan de mi, porque soy paciente y humilde de corazón, y así encontrarán alivio. Porque mi yugo es suave y mi carga liviana". (Mt 11:29-30)
-El escapulario simboliza ese yugo que Jesús nos invita a cargar pero que María nos ayuda a llevar.
Quién lleva el escapulario debe identificarse como católico sin temor a los rechazos y dificultades que ese yugo le traiga.


Se debe vivir lo que significa

El escapulario es un signo de nuestra identidad como católicos, vinculados de íntimamente a la Virgen María con el propósito de vivir plenamente según nuestro bautismo. Representa nuestra decisión de seguir a Jesús por María en el espíritu de los religiosos pero adaptado a la propia vocación. Esto requiere que seamos pobres (un estilo de vida sencillo sin apegos materiales), castos y obedientes por amor a Dios.

Al usar el escapulario constantemente hacemos silenciosa petición de asistencia continua a la Santísima Madre. La Virgen nos enseña e intercede para que recibamos las gracias para vivir como ella, abiertos de corazón al Señor, escuchando Su Palabra, orando, descubriendo a Dios en la vida diaria y cercano a las necesidades de nuestros hermanos. El escapulario además es un recuerdo de que nuestra meta es el cielo y todo lo de este mundo está pasando.

En momentos de tentación, tomamos el escapulario en nuestras manos e invocamos la asistencia de la Madre, resueltos a ser fieles al Señor. Ella nos dirige hacia el Sagrado Corazón de su Hijo Divino y el demonio es forzado a retroceder vencido.

Imposición del Escapulario:
-La imposición se hace preferentemente en comunidad.
-Es necesario que en la celebración quede bien expresado el sentido espiritual de las gracias unidas al Escapulario de la Virgen del Carmen y los compromisos asumidos con este signo de devoción a la Santísima Virgen.
-El primer escapulario debe ser bendecido por un sacerdote e impuesto por él mientras dice la oración: "Recibe este escapulario bendito y pide a la Virgen Santísima que por sus méritos, lo lleves sin ninguna mancha de pecado y que te proteja de todo mal y te lleve a la vida eterna"

¿Puede darse el escapulario a quien no es católico?

Sí. El escapulario es signo de la Maternidad Espiritual de María y debemos recordar que ella es madre de todos. Muchos milagros de conversión se han realizado en favor de buenos no-católicos que se han decidido a practicar la devoción al escapulario.


Testimonios de Conversiones

Un anciano fue llevado al Hospital de San Simón Stock en la ciudad de Nueva York, inconsciente y moribundo. La enfermera al ver al paciente con el Escapulario Carmelita llamó a un sacerdote. Mientras rezada las oraciones por el moribundo, éste recobró el conocimiento y dijo: "Padre, yo no soy católico". "¿Entonces, ¿por qué está usando el Escapulario Carmelita?", preguntó el sacerdote. "He prometido a mis amigos usarlo", explicó el paciente. "Además rezo un Ave María diariamente." "Usted se está muriendo" replicó el sacerdote. "¿Quiere hacerse católico?" 'Toda mi vida lo he deseado", contestó el moribundo. Fue bautizado, recibió la Unción de los Enfermos antes de fallecer en paz.
Juan Pablo II habla del escapulario

La medalla-escapulario tiene en una cara la imagen del Sagrado Corazón de Jesús y la imagen de la Bienaventurada Virgen María en su reverso. En 1910, el Papa Pío X declaró que, una persona válidamente investida en su escapulario de tela podía llevar la medalla-escapulario en su lugar, provisto que tuviera razones legítimas para sustituir su escapulario de tela por la medalla- escapulario. Esta concesión fue hecha a petición de los misioneros en los países del trópico, donde los escapularios de tela se deterioran pronto. Ahora bien, el Papa Pío X y su sucesor, el Papa Benedicto XV, expresaron su profundo deseo de que las personas continuaran llevando el escapulario de tela cuando fuera posible, y que no sustituyeran el escapulario de tela por la medalla escapulario sin que medie primero razón suficiente. La vanidad o el miedo a profesar su fe en público no pueden ser razones que satisfagan a Nuestra Señora. Personas de esta clase corren el riesgo de no recibir la promesa del escapulario del Carmen. (tomado del panfleto "Otorga mucha importancia a tu escapulario" del Apostolado Mundial de Fátima, Washington, NJ 07882-0976 USA).

Advertencias prácticas

Una vez bendecido el primer escapulario, el devoto no necesita pedir la bendición para escapularios posteriores.

Los escapularios gastados, si han sido bendecidos no se deben echar a la basura. Se pueden quemar o enterrar como signo de respeto.

Alerta contra abusos:

El escapulario NO salva por si solo como si fuera algo mágico o de buena suerte, ni es una excusa para evadir las exigencias de la vida cristiana. Mons. Kilian Lynch, antiguo general de la Orden Carmelita nos dice: "No lleguemos a la conclusión que el escapulario está dotado de alguna clase de poder sobrenatural que nos salvará a pesar a pesar de lo que hagamos o de cuanto pequemos... Una voluntad pecadora y perversa puede derrotar la ´omnipotencia suplicante´ de la madre de la misericordia."

Los Papas y Santos han muchas veces alertado acerca de no abusar de la promesa de nuestra madre como si nos pudiéramos salvar llevando el escapulario sin conversión. El Papa Pío XI nos advierte: "aunque es cierto que la Virgen María ama de manera especial a quienes son devotos de ella, aquellos que desean tenerla como auxilio a la hora de la muerte, deben en vida ganarse dicho privilegio con una vida de rechazo al pecado y viviendo para darle honor"

Vivir en pecado y usar el escapulario como ancla de salvación es cometer pecado de presunción ya que la fe y la fidelidad a los mandamientos es necesaria para todos los que buscan el amor y la protección de Nuestra Señora.

San Claude de la Colombiere advierte: "Tu preguntas: ¿y si yo quisiera morir con mis pecados?, yo te respondo, entonces morirás en pecado, pero no morirás con tu escapulario"


El Privilegio Sabatino: (sábado)

La Virgen rescata del purgatorioEste privilegio es una promesa de la Virgen que consiste en la liberación del purgatorio el primer sábado (día que la Iglesia ha dedicado a la Virgen) después de la muerte por medio de una intercesión especial de la Virgen

Se originó en una bula o edicto que fue proclamado por el Papa Juan XXII en marzo 3, 1322 como resultado de una aparición que tuvo de la Virgen en la que prometió para aquellos que cumplieran los requisitos de esta devoción que "como Madre de Misericordia, con mis ruegos, oraciones, méritos y protección especial, les ayudaré para que, libres cuanto antes de sus penas, sean trasladadas sus almas a la bienaventuranza".


Condiciones para que aplique este privilegio

1) Usar el escapulario con fidelidad.
2) Observar castidad de acuerdo al estado de vida.
3) Rezo del oficio de la Virgen (oraciones y lecturas en honor a la Virgen) o rezar diariamente 5 décadas del rosario.

El Papa Pablo V confirmó en una proclamación oficial que se podía enseñar acerca del privilegio sabatino a todos los creyentes.

El Escapulario y la Virgen de Fátima: Es evidente que la Virgen María quiere revelarnos de manera especial el escapulario. Reporta Lucia (vidente de Fátima, hoy Hermana María del Inmaculado Corazón), que en la última aparición (Octubre, 1917, día del milagro del sol), la Virgen vino vestida con el hábito carmelita y con el escapulario en la mano y recordó que sus verdaderos hijos lo llevaran con reverencia. También pidió que los que se consagraran a ella lo usaran como signo de dicha consagración.


Hablan los Papas y los santos

El Beato Papa Gregorio X fue enterrado con su escapulario solo 25 años después de la Visión del Escapulario. 600 años mas tarde cuando abrieron su tumba, su escapulario estaba intacto.

El Papa Pío XII habló frecuentemente del Escapulario. En 1951, aniversario 700 de la aparición de Nuestra Señora a San Simón Stock, el Papa ante una numerosa audiencia en Roma exhortó a que se usara el Escapulario como "Signo de Consagración al Inmaculado Corazón de María" (tal como pidió la Virgen en Fátima). El Escapulario también representa el dulce yugo de Jesús que María nos ayuda a sobrellevar. Y finalmente, el Papa continuó, El Escapulario nos marca como hijos escogidos de María y se convierte para nosotros (como lo llaman los alemanes) en un 'Vestido de Gracia".

El mismo día que S. Simón Stock recibió de María el escapulario y la promesa, el fue llamado a asistir a un moribundo que estaba desesperado. Cuando llegó puso el escapulario sobre el hombre, pidiéndole a la Virgen que mantuviera la promesa que le acababa de hacer. Inmediatamente el hombre se arrepintió, se confesó y murió en gracia de Dios"

San Alfonso Ligorio y S. Juan Bosco tenían una especial devoción a la Virgen del Carmen y usaban el escapulario. Cuando murió San Alfonso Ligorio le enterraron con sus vestiduras sacerdotales y con su escapulario. Muchos años después cuando abrieron su tumba encontraron que su cuerpo y todas las vestimentas estaban hechas polvo, sin embargo su escapulario estaba intacto. El escapulario de San Alfonso está en exhibición en su Monasterio en Roma.

San Alfonso Ligorio nos dice: "Herejes modernos se burlan del uso del Escapulario. Lo desacreditan como una insignificancia vana y absurda."

San Pedro Claver, se hizo esclavo de los esclavos por amor. Cada mes llegaba a Cartagena, Colombia un barco con esclavos. San Pedro se esforzaba por la salvación de cada uno. Organizaba catequistas, los preparaba para el bautismo y los investía con el escapulario. Algunos clérigos acusaron al santo de celo indiscreto. Sin embargo él continuó su obra hasta tener mas de 300,000 conversos.

San Claudio de Colombiere (director espiritual de St. Margarita María): «Yo quería saber si María en realidad se había interesado en mí, y en el escapulario Ella me ha dado la seguridad más palpable. Sólo necesito abrir mis ojos, Ella ha otorgado su protección a este escapulario: 'Quien muera vestido en él no sufrirá el fuego eterno`.»
Dijo también: "Debido a que todas las formas de amar a la Santísima Virgen y las diversas maneras de expresar ese amor no pueden ser igualmente agradables a ella y por consiguiente no nos ayudan en el mismo grado para alcanzar el cielo, lo digo sin vacilar ni un momento, ¡El Escapulario Carmelita es su predilecto!" y agrega "Ninguna devoción ha sido confirmada con mayor número de milagros auténticos que el Escapulario Carmelita".

Otros Testimonios: "Un sacerdote de Chicago fue llamado para ir a asistir a un moribundo que había estado lejos de su fe y de los sacramentos por muchos años. El moribundo no quiso recibirlo, ni hablar con el. Pero el sacerdote insistió y le enseñó el escapulario que llevaba. Le preguntó si le permitiría ponérselo. El hombre aceptó con tal que el sacerdote lo dejara en paz. Una hora mas tarde el moribundo mandó a llamar al sacerdote pues deseaba confesarse y morir en gracia y amistad con Dios"

El demonio odia el escapulario. Un día al Venerable Francisco Yepes se le cayó el escapulario. Mientras se lo ponía, el demonio aulló: "¡Quítate el hábito que nos arrebata tantas almas!".

Un misionero Carmelita de Tierra Santa fue llamado a suministrar la unción de los enfermos en el año 1944. Notó que mientras caminaba, sus pies se hundían cada vez mas en el fango hasta que, tratando de encontrar tierra firme, se deslizó en un pozo de fango en el que se hundía hacia la muerte. Pensó en la Virgen y besó su hábito el cual era escapulario. Miró entonces hacía la Montaña del Carmelo gritando: "¡Santa Madre del Carmelo! ¡Ayúdame! ¡Sálvame!". Un momento mas tarde se encontró en terreno sólido. Atestiguó mas tarde: "Sé que fui salvado por la Santísima Virgen por medio de su Escapulario Carmelita. Mis zapatos desaparecieron en el lodo y yo estaba cubierto de él, pero caminé las dos millas que faltaban, alabando a María".


Salvados del Mar

En el verano de 1845 el barco inglés, "Rey del Océano" se hallaba en medio de un feroz huracán. las olas lo azotaban sin piedad y el fin parecía cercano. Un ministro protestante llamado Fisher en compañía de su esposa e hijos y otros pasajeros fueron a la cubierta para suplicar misericordia y perdón. Entre la tripulación se encontraba el irlandés John McAuliffe. Al mirar la gravedad de la situación, el joven abrió su camisa, se quitó el Escapulario y, haciendo con él la Señal de la Cruz sobre las furiosas olas, lo lanzó al océano. En ese preciso momento el viento se calmó. Solamente una ola más llegó a la cubierta, trayendo con ella el Escapulario que quedó depositado a los pies del muchacho.

Durante lo acontecido el ministro había estado observando cuidadosamente las acciones de McAuliffe y fue testigo del milagro. Al interrogar al joven se informaron acerca de la Santísima Virgen y su Escapulario. El Sr. Fisher y su familia resolvieron ingresar en la Iglesia Católica lo más pronto posible y así disfrutar la gran protección del Escapulario de Nuestra Señora.


Un Hogar Salvado del Fuego

En mayo de 1957, un sacerdote Carmelita en Alemania publicó una historia extraordinaria de cómo el Escapulario había librado un hogar del fuego. Una hilera completa de casas se habían incendiado en Westboden, Alemania. Los piadosos residentes de una casa de dos familias, al ver el fuego, inmediatamente colgaron un Escapulario a la puerta de la entrada principal. Centellas volaron sobre ella y alrededor de ella, pero la casa permaneció intacta. En 5 horas, 22 hogares habían sido reducidos a cenizas. La única construcción que permaneció intacta, en medio de la destrucción, fue aquella que tenía el Escapulario adherido a su puerta. Los cientos de personas que vinieron a ver el lugar que Nuestra Señora había salvado son testigos oculares del poder del Escapulario y de la intercesión de la Santísima Virgen María.


El Escapulario aviva el fervor

En Octubre de 1952, un oficial de la Fuerza Aérea en Texas escribió lo siguiente: "Seis meses después de comenzar a usar el Escapulario, experimenté un notable cambio en mi vida. Casi inmediatamente comencé a asistir a Misa todos los días. Durante la cuaresma viví fervorosamente como nunca lo había hecho. Fui iniciado en la práctica de la meditación y me encontré realizando débiles intentos en al camino de la perfección. He estado tratando de vivir con Dios y doy el crédito al Escapulario de María".

Recordemos que el escapulario es un signo poderoso del amor y protección maternal de María y de su llamada a una vida de santidad y sin pecado.

Usar el escapulario es una respuesta de amor a la Madre que vino a darnos un regalo de su misericordia. Debemos usarlo como recordatorio que le pertenecemos a ella, que deseamos imitarla y vivir en gracia bajo su manto protector.


Oración a la Virgen del Carmen

SÚPLICA PARA TIEMPOS DIFÍCILES
"Tengo mil dificultades: ayúdame.
De los enemigos del alma: sálvame.
En mis desaciertos: ilumíname.
En mis dudas y penas: confórtame.
En mis enfermedades: fortaléceme.
Cuando me desprecien: anímame.
En las tentaciones: defiéndeme.
En horas difíciles: consuélame.
Con tu corazón maternal: ámame.
Con tu inmenso poder: protégeme.
Y en tus brazos al expirar: recíbeme.
Virgen del Carmen, ruega por nosotros. Amén."

escrito por Madre Adela Galindo, sctjm
(fuente: www.corazones.org)

viernes, 21 de noviembre de 2014

21 de Noviembre: Nuestra Señora de la Presentación del Quinche

La imagen de Nuestra Señora de la Presentación del Quinche es una hermosa escultura en madera, tallada en el siglo XVI por Don Diego de Robles, extraordinario artista al que se deben otras imágenes de María de gran popularidad y veneración.

Según algunos testimonios, la Virgen se apareció a los indios en una cueva prometiéndoles librarlos de los peligrosos osos que devoraban a los niños. Por otra parte, los que habían encargado la confección de la imagen a Don Diego, no le pagaron por ella, por lo que decidió entonces dársela en vez a los indios oyacachis a cambio de unos tablones de fino cedro que este necesitaba para sus trabajos. Los caciques quedaron admirados cuando vieron llegar a Diego Robles con la imagen de la Virgen a cuestas y reconocieron en ella los mismos rasgos de la Señora que se les había aparecido y les había hablado en la cueva. Sin duda, la Virgen quiso visitar primero a sus hijos mas pobres para atraerlos al Señor de los Señores quien ella lleva en sus brazos.

Quince años permaneció la imagen al cuidado de los indios hasta que en 1604, el obispo del lugar ordenó su traslado al poblado del Quinche, de donde finalmente tomó su nombre. La imagen, que es una fina talla en madera de cedro de unos 62 cm. de alto, está revestida por un amplio y hermoso ropaje de brocado cubierto de gemas, y bordado con hilos de oro y plata que sólo dejan ver su rostro moreno y apacible. La Virgen lleva un cetro en la mano derecha y con la izquierda sostiene el Niño en actitud de bendecir, mientras sostiene una esfera de oro coronada por una cruz.

A los pies de la imagen, la peana y la gran media luna, ambas de plata pura, y las pesadas coronas imperiales de oro y piedras preciosas, manifiestan la generosidad del pueblo ecuatoriano que gusta ver a su patrona resplandeciente, vestida siempre con las mejores galas. El rostro de Jesús evoca las facciones de los niños mestizos de aquellas sierras. Mestizo es el color de la Madre, síntesis del alma del inca y del español. Su fina nariz está enmarcada por un delicado rostro ovalado de labios delgados y boca pequeña; sus ojos achinados y su mirada triste con los párpados entrecerrados o caídos le confieren una dulzura única. Por eso esta advocación es tan popular en Ecuador, especialmente entre los indios que llaman con afecto "la Pequeñita" a su protectora del cielo.

Es de admirar la variedad de cantos que se entonan en honor de la Virgen del Quinche, con textos en quechua, en jíbaro y en otros diversos dialectos de la región y también en castellano; muchos de ellos se cantan desde hace cuatro siglos. La imagen fue coronada en 1943 y su fiesta se celebra el 21 de noviembre. El templo actual fue declarado Santuario Nacional en 1985.

(fuente: www.mariamadrededios.com.ar)

domingo, 20 de julio de 2014

20 de julio: Nuestra Señora de Zocueca

En la imagen de la Virgen de Zocueca, en el borde interior de la sandalia izquierda, existe la inscripción «Noirntoiai» (según Rus de la Puerta en 1634) o «Norntoniaiti» (según Marín Acuña en 1923) que parece ser son caracteres ibéricos con grafía latina. Sin embargo, la tradición popular lo traduce con el lema «Nunca os abandonaré». Esta inscripción hace suponer que la imagen databa de tiempos visigodos o romanos, aunque su factura más se asemeja al estilo gótico, según recientes estudios. El 5 de Agosto de 1954, y costeada por suscripción popular, se bendice la actual Imagen, notable obra del imaginero José María Alcacer, que logró plasmar una perfecta y fiel copia de la Imagen primitiva, que ardió en los tiempos de la Guerra Civil, sirviendo como leña para que unos milicianos hicieran una paella en el atrio de la Iglesia de la Encarnación (donde todavía se puede ver el lugar donde tuvo lugar la profanación). La talla es de pequeño tamaño, alrededor de 50 cm., y presenta la típica curvatura gótica, proveniente de las estatuas de marfil tan en boga en el periodo del arte gótico. Está catalogada como una de las Vírgenes Negras Europeas.


Cultos

NOVENA

Antes de la Romería se celebra una novena en honor de la Virgen de Zocueca.

PROCESIÓN DEL 20 DE JULIO

Esta fiesta tiene también una marcada dimensión religiosa al ser considerada la intercesión de la Virgen de Zocueca como decisiva en la victoria de las tropas españolas auxiliadas por el pueblo de Bailén. Hasta tal punto es así que Nuestra Señora de Zocueca fue nombrada en 1925, reinando Alfonso XIII, «Capitana Generala», luciendo en su pecho la banda y Gran Cruz de San Fernando que con motivo de tal gesta le fue concedida al general Castaños, a la vez que se tiene presente a los del bando derrotado con un sentido de amistad y hermandad entre naciones de un mismo enlomo cultural y económico. La autoridad local representada por el Alcalde, aprovecha la ocasión que le brinda las «Fiestas» para invitar a embajadores y representantes de otros países que tuvieron cierto protagonismo en la Batalla con el deseo de una sincera amistad y disfrutar de estas tiestas. Para conmemorar esto la Virgen sale en procesión en la tarde del 20 de julio.

FERIA EN HONOR A LA VIRGEN DE ZOCUECA

Esta tradición proviene del año 1681, con motivo del cólera que asoló al país y para que les librara de esta, los vecinos hicieron rogativas a la Virgen de Zocueca con el consiguiente voto solemne que consistía en una fiesta local y ayuno la víspera. Dicho voto fue realizado de rodillas y poniendo las manos sobre los Evangelios, empezando por el cabildo (corporación de alcalde y concejales), y a continuación los demás vecinos. El ayuno terminaría a las cinco de la tarde y a continuación se sacaría la imagen en procesión. En la actualidad la imagen de la Virgen sale en procesión en la tarde del día cinco de agosto sobre su paso de plata realizado por los Talleres Angulo de Lucena (Córdoba) acompañada de su Archicofradía.

ROMERÍA A ZOCUECA

En la que los bailenenses acompañan a su Patrona hasta su Santuario en la aldea de Zocueca (Nuevas Poblaciones del Rumblar). Se establece aquí una de las particularidades de esta ROMERÍA es que se celebra fuera del término municipal de Bailen, concretamente en el de Guarromán, lo que lleva consigo que al llegar el cortejo al lugar denominado «El Ventorrillo», el alcalde de Guarromán haga entrega al de Bailen de la vara de mando municipal como señal de buena hermandad entre ambos pueblos. Durante el tiempo que dure la romería el alcalde de Bailen, de forma simbólica, lo será también de Zocueca.

El origen de la romería data de finales del s. XIX cuando los hortelanos de San Vicente en acción de gracias por haber visto salvadas sus huertas de una plaga de langostas, procesionaron a la Patrona desde la Iglesia de la Encamación en Bailen hasta su Santuario en Zocueca, distantes siete kilómetros entre si. Último Domingo de Septiembre.


Ajuar

Cuenta la Virgen con un amplio ajuar formado por cinco ricos bordados entre los que destaca el manto rojo, regalo de Isabel II, y el blanco, regalo del Duque de Bailén, ambos de terciopelo bordados en oro de realce.

(fuente: www.rafaes.com)

lunes, 14 de julio de 2014

14 julio: Nuestra Señora del Arbusto

Portugal (1118)

Esta advocación tiene su origen en una imagen de la Virgen María que fue vista en medio de una zarza ardiente por un pastor. Vásquez Perdigón, obispo de Évora, hizo construir en este lugar, en el año 1403, una iglesia y un monasterio, que fue puesto bajo el cuidado de los monjes de San Jerónimo.

Durante los años de la reconquista, un pastor apacentaba sus rebaños en el sitio de un campo donde los cristianos se habían quedado durante un tiempo en las guerras anteriores. Oyó una dulce voz que le llamaba y se sintió atraído por una zarza ardiendo, donde en medio de las llamas, vio una estatua de Nuestra Señora.

Nuestra Señora del Arbusto le dio dos mensajes, uno para él y otro para el obispo. El pastor tomó la imagen y la llevó hacia la ciudad para contarle al Obispo todo lo sucedido. Luego regresó al campo y creó para él una pequeña ermita. Vendió todo lo que tenía y construyó un pequeño santuario para la estatua allí, y comenzó a las oraciones públicas a María cuando ella le había dicho que hiciera.

Así que muchas personas se sumaron a las devociones a la sencilla capilla que pronto se hizo necesaria la construcción de una capilla más grande. Varios milagros añadido al impulso de las peregrinaciones y el obispo tuvo una gran iglesia y monasterio construido en el lugar. Los monjes de San Jerónimo fueron llamados para cuidar el santuario.

En 1458 el rey Alfonso V de Aragón, la cruzada contra los moros en lo que sería el último año de su vida, le hizo una promesa a la Virgen de engrandecer el santuario si fuera victorioso. Ganó la batalla, y en gratitud hizo mucho para enriquecer y difundir el santuario de Nuestra Señora del Arbusto. También es interesante observar que él era un firme partidario de la invencible Skanderbeg, que le proporcione los hombres y materiales, que salvó la cristiandad la lucha contra las invasiones europeas de los turcos.

traducido por mallinista
(fuente: www.roman-catholic-saints.com)

domingo, 13 de julio de 2014

13 de julio: María Rosa Mística

La devoción a la rosa Mística desde el siglo V

La Rosa simboliza desde antiguo misterio. En la catacumba de San Calixto (siglo III) los cristianos dibujaron rosas como signo del paraíso. Cipriano de Cartago escribe que es signo del martirio.

En el siglo V ya la rosa era signo metafórico de la Virgen María. Edulio Caelio fue el primero en llamar a María ««rosa entre espinas»». Cuatro siglos después el monje Teofanes Graptos usa el mismo símil refiriéndose a la pureza de María y a la fragancia de su gracia. Para Tertuliano y S. Ambrosio la raíz representa la genealogía de David; el brote es María y la flor, rosa, es Cristo. (Rosa de Sarón). Desde el medioevo se refiere al texto de Isaías: ««saldrá un vástago del tronco de Jesé y un retoño de sus raíces brotará" como referente a María y Jesús. También, del libro de Sabiduría: "He crecido como una palma de Engadi como un rosal en Jericó". Como hemos visto la veneración a la Rosa Mística se remonta a los primeros siglos del cristianismo.

Vemos también en el himno “Akathistos Paraclisis” de las iglesias del Oriente, el cual es una especie de rosario cantado, la invocación: “María, Tú, Rosa Mística, de la cual salió Cristo como milagroso perfume.” Podemos ver también como en las Letanías Lauteranas (1587), en honor a la Santísima Virgen, ya traen el título de María Rosa Mística.

Desde el año 1738, en la diócesis de Speyer en Alemania, en el Santuario de Rosenberg, se venera la milagrosa imagen de la “Rosa Mística.” En el pedestal que sostiene a la imagen están pintadas tres rosas: una blanca, una roja y una dorada y en el halo luminoso que la rodea, se destacan tanto a la derecha como a la izquierda, 13 rosas doradas; lo cual nos puede hacer pensar en que la Virgen es honrada cada 13 de Julio como María Rosa Mística; ¿coincidencia? No mas bien providencia. La devoción a la Rosa Mística recibe su auge a partir de las apariciones en Montichiari, pero como hemos visto, ya estaba presente en la vida de la Iglesia. Era Mariana La Santísima Virgen María, de manera especial se ha manifestado a la humanidad y cada vez con mayor urgencia y frecuencia. El inicio de la Era Mariana, como se conoce esta época en que vivimos, tuvo lugar con la aparición de la Virgen en el 1830 a Santa Catalina Labouré a quien le reveló la Medalla Milagrosa, aparición en la que la Santísima Virgen regaló a la Iglesia el don de uno de los sacramentales marianos mas importantes. Desde ese momento, la Virgen Santísima una y otra vez ha venido a visitarnos con el propósito de ayudarnos, alertarnos y llevarnos a su Hijo. En cada una de las apariciones que sucedieron a la Medalla Milagrosa: Lourdes, Pointman, Baneaux, Beaurang, La Salette, Fátima, vemos como la Virgen constantemente hace un llamado a la conversión, a la oración y a la penitencia.

En Montichari, María Santísima vuelve a retomar ese llamado urgente para sus hijos a la conversión pero de manera particular se hace muy vivo su mensaje: Oración, Penitencia y Sacrificio. Esta es la marca y la llave del mensaje de María Rosa Mística. Todo aquel que es devoto de ella tiene un camino que recorrer, camino marcado por la Madre . Es el camino de ofrecerse por los demás.

Montichiari (Monte Luminoso), es una pequeña ciudad de 14,000 habitantes del norte de Italia a 20 Kms. de Brescia, la sede diocesana, está situada al pie de los Alpes italianos, en la fértil llanura del río Po, región de Lombardía.

El Señor escoge a Pierina Gilli para ser aquella alma a la que la Santísima Virgen se aparece; y como todo aquel que recibe esta gracia particular, la vida de Pierina se desarrolló entre rosas y espinas. Pudiéramos dividir las apariciones de nuestra Señora en tres etapas.


La Primera Etapa: 1944-1949 

Antes de las apariciones de la Virgen ella Pierina recibió la gracia de ser visitada por la Santa Fundadora de la Congregación “Siervas de la Caridad,” en ese momento la Beata María Crucificada de la Rosa, en la cual había entrado como postulante. Tenía 33 años y era enfermera. Se enfermó gravemente de meningitis. El día 17 de diciembre de 1944, (día de la fiesta de su santa fundadora), sintió que se abría la puerta y vio a esta religiosa que le preguntó : “¿Cómo estás Pierina? A lo que ella respondió que le dolía mucho la cabeza. Ella entonces le dijo: “Este vasito (porque tenía en sus manos un vasito blanco), me lo dio una Señora para ungirte. el dolor de cabeza que tienes te continuará un poco todavía...tendrás que cargar una Cruz desnuda, luego sanarás.” Dicho esto le hizo señas de que se pusiera sobre su costado derecho, y le ungió la parte enferma en la espalda y la cabeza.

Una “Señora” le dio el vasito blanco a Santa María Crucificada de la Rosa con aceite que tenía la propiedad de sanar. Podemos asegurar que esta Señora no es otra que la Virgen Santísima la cual entrega ese aceite sanador que de manera especial ha sido una de las marcas de la presencia de la Virgen en sus múltiples manifestaciones a través de sus imágenes las cuales exudando aceite, el mismo aceite con el que se ungió a Pierina. Aceite sanador de María.

Las apariciones de la que es hoy Santa María Crucificada de la Rosa, serán muy frecuentes a Pireina, trayéndole solaz y fortaleza en las tantas pruebas a las que tiene que verse expuesta a causa de las manifestaciones de la Virgen y de su mensaje. Del 23 a 24 de Noviembre de 1945: Primera Aparición de la Virgen con las Espadas. Santa María Crucificada de la Rosa se aparece a Pierina y con ella se manifiesta por primera vez la Virgen en forma “transparente, vestida de color violeta y un velo blanco cubría su cabeza y bajaba hasta los pies. Tenía los brazos abiertos de manera que se podían ver tres espadas que estaban clavadas en su pecho a la altura del corazón. La santa le dijo a Pierina que aquella Señora era la Virgen la cual venía a pedirle oraciones, sacrificios y sufrimientos para reparar por los pecado s de tres categorías de almas consagradas a Dios: a) Por aquellas almas religiosas que traicionan su vocación b) Para reparar el pecado mortal de estas almas c) Para reparar la traición de los Sacerdotes que se hacen indignos de su Sagrado Ministerio.


Las tres rosas: La Virgen llorando le dijo: “oración, sacrificio y penitencia”

1 de Junio 1947: Pierina tuvo una visión del infierno donde vio, entres secciones diferentes, tres categorías de Religiosos, almas consagradas y Sacerdotes que correspondían a las tres espadas de la visión y a las tres intenciones por las que debía ofrecer sus oraciones y sacrificios. La Santa María Crucificada de la Rosa apareció junto con la Virgen quien tenía el mismo aspecto del que había tenido en la primera aparición, con las tres espadas clavadas en su corazón. La Santa le dijo que le dijera a la superiora que la Virgen fuera honrada en ese instituto religioso, formando entre las religiosas muchas rosas vivientes. Que haya en cada comunidad tres monjas que se ofrezcan como rosas místicas.

1- Rosa Blanca: espíritu de oración para reparar las ofensas que hacen a nuestro Señor las Religiosas que traicionan la vocación.
2- Rosa Roja: espíritu de sacrificio para reparar las ofensas que hacen a nuestro Señor las religiosas que viven en pecado mortal.
3- Rosa Amarillo-Oro: espíritu de inmolación total para reparar las ofensas que hacen a nuestro Señor los Sacerdotes Judas, y en particular por la santificación de los Sacerdotes.

“Estas tres rosas serán las que harán caer las tres espadas de los Corazones Santísimos de Jesús y de María” Este llamado que se hace en forma particular a los religiosos, se extiende a todo aquel que escucha la voz de la Madre y desea ser fiel devoto suyo. Es el llamado de la Madre a sus hijos. Llamado al ofrecimiento por el bien de los demás especialmente de las almas consagradas a Dios.

13 de Julio 1947: Primera Aparición de la Virgen con Tres Rosas en el pecho. La Virgen se aparece en el hospital, vestida de blanco, con una capa blanca que tenía reflejos de luz plateada. Un manto blanco sujetado bajo la garganta, como por un gancho. Este manto le llegaba hasta los pies, dejando entrever sobre la frente cabellos color castaño claro. Tenía ribete bordado en oro. Me dijo: “Yo soy la Madre de Jesús y la Madre de todos vosotros” Abrió los brazos y en vez de las espadas tenía tres rosas: blanca, roja y amarilla (dorada).Después de una pausa prosiguió: "Nuestro Señor me envió para implantar una nueva devoción Mariana en todos los institutos así masculinos como femeninos, en las comunidades religiosas y en todos los sacerdotes. Yo les prometo que si me veneran de esta manera especial, gozarán particularmente de mi protección, habrá un florecimiento de vocaciones religiosas.”

*Pidió que el 13 de cada mes fuera un día en el que se hiciera la Jornada Mariana, a la cual precedieran oraciones especiales de preparación por 12 días. Y pidió : “Dicha Jornada debe ser de reparación por las ofensas cometidas contra nuestro Señor por las almas consagradas que con sus culpas hacen penetrar en mi Corazón y en el Corazón de mi Divino Hijo tres espadas punzantes.” Ese día se derramarán abundancia de Gracia y santidad de vocaciones en los Institutos que así la honrasen.

*“Deseo que el 13 de Julio de cada año sea festejado por cada Instituto” Continuó diciendo: “Deseo que en cada Congregación o Instituto haya almas que vivan con gran espíritu de oración, para lograr que ninguna vocación sea traicionada.” (En ese momento parecía que la rosa blanca que tenía sobre el pecho resaltaba más para mostrar este significado)

*“Deseo también que hayan otras almas que vivan de generosidad y amor al sacrificio, a las pruebas, a las humillaciones, para reparar las ofensas que recibe Nuestro Señor de las almas consagradas que viven en pecado mortal” ( Rosa roja resaltaba.....)

*“Deseo también que otras almas inmolen totalmente su vida para reparar las traiciones que recibe Nuestro Señor de los Sacerdotes Judas.” (Rosa amarillo-oro resaltaba...)

*“La Inmolación de estas almas obtendrá de mi Corazón maternal la santificación de estos ministros de Dios y abundancia de gracias sobre sus congregaciones.” En ese instante la Virgen estuvo un poco silenciosa. Después, con una sonrisa de complacencia y con la mirada hacia la Beata Sor María Crucificada le dijo: “He escogido primero este Instituto, porque la fundadora de éste es “De la Rosa”, la que ha infundido en sus Hijas el espíritu de caridad.” Aquí sonrió con alegría: “ He aquí por qué me presento rodeada de un rosal.”

*El Señor escogió este Instituto primero por debido al carisma de su Fundadora, el amor.

Pierina pidió un milagro y la Virgen le dijo:

*“No haré ningún milagro externo. El milagro más evidente ocurrirá cuando estas almas consagradas que desde hace tiempo y especialmente en el período de la guerra, se han relajado tanto en el espíritu casi hasta traicionar su vocación y atraer con sus graves culpas castigos y persecuciones, como ocurre actualmente contra la Iglesia; cesarán de ofender gravemente a Nuestro Señor y volverán a revivir el primitivo espíritu de los Santos Fundadores.” Precursora del Concilio Vaticano II: Esta última frase: “volverán a revivir el primitivo espíritu de los Santos Fundadores”, nos hace recordar las mismas palabras con las que la Iglesia, en el Concilio Vaticano II se dirigió a los religiosos en su documento “Perectae caritatis”. Además la Virgen de manera especial se manifestó como la Madre de la Iglesia, título que posteriormente, Su Santidad el Papa Palo VI, le da a la Virgen al final de la tercera sesión del Concilio el 21 de noviembre de 1964, cuando declaró:

“Así pues, para gloria de la Virgen y consuelo nuestro , Nos proclamamos a María Santísima, Madre de la Iglesia, es decir, Madre de todo el Pueblo de Dios tanto de los fieles como de los pastores que la llaman Madre amorosa y queremos que de ahora en adelante sea honrada e invocada por todo el pueblo cristiano con este gratísimo titulo” Por estas razones pudiéramos decir que esta aparición de nuestra Señora preparó el camino para el Concilio.

Aparición del 22 de octubre de 1947 En la capilla del hospital de Montichiari, durante la celebración Eucarística con asistencia de médicos, empleados y gentes del lugar, hizo su aparición la hermosísima señora. Todos se percataron de una presencia extraordinaria pero solamente Pierina pudo verla y escucharla.

María, Rosa Mística, pidió la práctica de la devoción que ya había recomendado y recalcó: "Mi divino Hijo, cansado por las incesantes ofensas, quiso descargar su justicia, pero me interpuse como mediadora entre El y los hombres, intercediendo especialmente por las almas consagradas".

Pierina, la vidente, le dio las gracias en nombre de todos y ella se despidió recomendándole con majestad y ternura: "¡Vive de amor..., amor al prójimo!.” Este llamado a Pierina, de vivir de amor es el llamado que la Virgen le hace a todos sus devotos, un amor que llega hasta el sacrificio y la inmolación.

16 de Noviembre 1947: Primera Aparición en la Catedral de Montichiari.

“Nuestro Señor, Mi divino Hijo Jesús, está cansado de recibir grandes ofensas de los hombres por los pecados contra la pureza. El quería mandar un diluvio de castigos. He intervenido para que tuviera aún Misericordia, por lo que pido oración y penitencia en reparación por estos pecados.” “Si eres generosa obtendrás mayores Gracias para todo el mundo.” La Virgen constantemente se dirige a Pierina para llevarla a más, y así, también esta invitación la hemos de escuchar nosotros en nuestro corazón. Nuevamente la Virgen pide generosidad. El alma generosa no piensa en su propio bien sino en el bien de los demás y por esta razón es capaz de los mas grandes sacrificios por que nunca se mira a sí misma, ni busca su propio bienestar. Requiere gran generosidad de corazón responder al llamado que la Virgen nos hace a todos.

22 de Noviembre 1947: Segunda aparición en la Catedral de Montichiari.

“Desciendo en este lugar porque aquí harán grandes conversiones.” Luego con el rostro lleno de tristeza dijo: “En este tiempo los Cristianos de tu nación italiana son los que mas ofenden a Nuestro Señor, mi Divino Hijo, con los pecados contra la santa pureza. Por eso el Señor te pide oración y generosidad en los sacrificios” ¿Qué debemos hacer para cumplir vuestra orden de oración y penitencia? Respondió con dulzura: “Oración” después de algunos minutos continuó: “Penitencia, o sea, aceptar diariamente todas las pequeñas cruces, aún el trabajo en señal de penitencia.” “El día 8 de diciembre, a mediodía, vendré de nuevo aquí a la Parroquia, será la Hora de Gracia.” Lanzó un rayo de luz intenso y dijo: “Que se corra la voz de mi venida” ¿Qué quiere decir la hora de la gracia? “La Hora de la Gracia será un acontecimiento de grandes y numerosas conversiones, almas totalmente endurecidas en el mal y frías como este mármol, tocados por la divina gracia volverán a ser amantes y fieles a Dios"... esto dirás personalmente a Monseñor el Obispo de Brescia.” ¿Cómo prepararse? la Virgen le dijo a Pierina: “Oración y penitencia. Que se rece tres veces cada día el Salmo Miserere con los brazos abiertos.”

7 de diciembre 1947. Tercera aparición en la Catedral de Montichiari

La Virgen se apareció con su manto blanco abierto, y era sostenido en ambos lados, a la derecha por un bellísimo niño , vestido él también de blanco, con una cinta laca que le ceñía la frente; a la izquierda una bellísima niña también vestida de blanco, con una cinta blanca que le ceñía la frente y la cabeza, con los abundantes cabellos tirados sobre la espalda, dando mayor realce a su angelical belleza de niña.

La Virgen le dijo a Pierina: “Pero de parte tuya se requiere aún mucha oración y generosidad en los sacrificios.” [“ Mañana vendré al mediodía y te dejaré ver una pequeñísima parte del Paraíso... Quiero no obstante de ti el sacrificio de tener los ojos cerrados para que te unas a las otras almas que viven solo de fe.”] “Mañana dejaré ver Mi Corazón Inmaculado, el cual es muy poco conocido por los hombres. En Fátima hice difundir la devoción de la consagración a mi Corazón. En Bonate quise hacerlo penetrar en la familia cristiana. En cambio aquí en Montichiari, deseo la devoción ya indicada ‘Rosa Mística,’ unida a la devoción a mi Corazón, sea profundizada en los Institutos religiosos para que las almas religiosas atraigan abundantes Gracias de mi Corazón maternal. Con esta aparición para la santificación de las almas religiosas cierro el ciclo de las apariciones.” La Virgen quedó en silencio... Pierina le preguntó quienes eran los niños que la acompañaban y la Virgen le respondió: “Jacinta y Francisco” Ellos será tus compañeros e cada tribulación. Ellos también han sufrido, aunque más pequeños que tú.”

Relación con Fátima: Existe una relación muy íntima entre la aparición y mensaje de nuestra Señora en Fátima y su mensaje en Montichiari. Más aún, la Virgen hace una unión estrecha entre amabas apariciones y su mensaje.

1. Revela su Inmaculado Corazón, como lo hizo en Fátima.
2. Habla, explícitamete, de Fátima y de su deseo de que junto con la devoción a Rosa Mística los institutos religiosos tengan devoción a su Inmaculado Corazón.
3. Se aparece con los beatos Jacinta y Francisco, los videntes de Fátima, y se los propone a Pierina, como modelos y ejemplos de sacrificio.
4. Además, en su tercera aparición en Fontanelle pide que se haga reparación (mensaje central de Fátima), pidiendo la Unión de la Comunión Reparadora, todos los 13 de Octubre de cada año.

8 de Diciembre 1947. Cuarta y última aparición en la Catedral de Montichiari.

Fiesta de la Inmaculada Concepción. La Virgen se apareció vestida de blanco, esplendorosa, con las manos juntas, sobre una escalera grande, adornada de rosas. Pierina contempló a la madre de Dios decir: "¡Yo soy la Inmaculada Concepción!" Con gran majestad afirmó :"Yo soy María de la Gracia, esto es, la llena de Gracia, Madre de mi Divino Hijo Jesucristo".

Descendió suavemente por la escala y añadió.- "Por mi venida a Montichiari deseo ser invocada y venerada como Rosa Mística..”

“ Quiero que al mediodía de cada 8 de diciembre (Solemnidad de la Inmaculada) se celebre la hora de la gracia por todo el mundo, mediante esta devoción se alcanzarán muchas gracias para el alma y el cuerpo. Nuestro Señor, mi Divino Hijo Jesús, concede su más grande misericordia, para que los buenos continúen siempre orando por sus hermanos pecadores.”

“Es preciso informar cuanto antes, al Supremo Pastor de la Iglesia Católica el Papa Pío XII mi deseo de que esta hora de gracia sea conocida y extendida por todo el mundo. Quien no puede ir a la iglesia que sea en su casa al mediodía y conseguirá mis gracias." Luego mostrándole su purísimo corazón exclamo: "Mira este corazón que tanto ama a los hombres, mientras la mayoría de ellos lo colma de vituperios." Calló unos momentos y continuó: "Sí todos, buenos y malos, se unen en la oración, obtendrán de este corazón misericordia y paz. Los buenos acaban de alcanzar por mi mediación la misericordia del Señor, que detuvo un gran castigo. Dentro de poco se conocerá la eficaz grandeza de esta hora de gracia.”

Las palabras de la Virgen: "Mira este corazón que tanto ama a los hombres, mientras la mayoría de ellos lo colma de vituperios." Nos recuerdan el llamado del Corazón de Jesús a Santa Margarita María Alacoque cuando Él mismo se le quejó con palabras muy similares acerca de la ingratitud, frialdad y desprecios que Él recibe de parte de los hombres. Notando Pierina que la resplandeciente Señora iba a alejarse le imploró fervorosamente: "¡Oh hermosa y amada Madre de Dios, yo le doy gracias!. Bendiga a todo el mundo especialmente al Santo Padre, a los sacerdotes, religiosos y a los pecadores”. Ella contentó: "Tengo preparado una sobreabundancia de gracia para todos aquellos hijos que escuchan mi voz y toman a pecho mis deseos". Con estas palabras se terminó la visión.

Largo Período de Espera:

Después de estas apariciones en la Catedral, Pierina permaneció 19 años con las Monjas Franciscanas del Lirio en Brescia prestando servicios de enfermera. Fueron muchas las enfermedades que la afligieron. Pierina no tenía que convertirse en monja, sino vivir en el convento en perfecta obediencia, siguiendo los consejos del padre espiritual del seminario. Durante este tiempo tuvo el consuelo y los consejos de Sta. María Crucificada de la Rosa, quien se le aparecía frecuentemente.


Segunda Etapa: 1960- 1966 

Después de tres años la Virgen volvió a aparecerse a Pierina el 5 de abril de 1960. La Virgen se apareció de la misma manera que en el 1947. Vino para decirle a Pierina que todavía no había llegado el momento de revelar el secreto que Ella le había dado, y le dijo: “No ha llegado todavía el momento. Vendré yo a avisarte; ahora reza, invita a orar, repara y dame muchos sacrificios para que los hombres se conviertan.”

Volvió a aparecerse el 6 de diciembre de 1961 y el 27 de abril de 1965, al principio y la final de los trabajos del Concilio Vaticano II, con la misma visión las dos veces según nos relata Pierina: “Le vi e la mano derecha un balón de luz rosa pálida, la punta estaba dirigida hacia lo alto y dentro se veían como muchas manos juntas, mientras que en la izquierda tenía otro balón de luz blanca y dentro se veía como una iglesia, cuyo campanario formaba la misma punta, y encima sobresalía la palabra Paz” La explicación de esta visión no se le dio a Pierina hasta la segunda vez que la Virgen apareció: los dos balones son el símbolo del Concilio Ecuménico que responde a la oración de todo el mundo por la paz y la unidad de todos.


Apariciones en Fontanelle: 1966

27 de febrero 1966: Preparación. La Virgen le dijo a Pierina que los días 12, 14 y 16 de abril, después de Pascua, fuera en peregrinaje de penitencia desde la Iglesia a Fontanelle. Fontanelle es un campo de Montichiari donde se halla una fuente de agua escondida en una gruta. Una vieja grada de piedra con unos diez escalones da acceso a la cueva. La Virgen le dijo:

“El Domingo Segundo de Pascua (17 de abril) mi Divino Hijo Jesucristo me envía una vez más a la tierra, a Montichiari, para llevar a la humanidad copiosas Gracias. De ese domingo en adelante, que se lleve siempre a los enfermos y comenzarás tu primero a ofrecerles un vaso de agua y lavarles las llagas. Esta será tu nueva misión de acción y apostolado, no más escondida, no más retirada. El Domingo Segundo de Pascua, apenas haya llegado yo, el agua quedará convertida en una Fuente de purificación y de Gracia....”.


Relación de la Rosa Mística con la Divina Misericordia:

Existe una relación entre la Rosa Mística y la Divina Misericordia. Vemos como, en los mensajes nuestra Señora menciona con frecuencia su intervención para que el Señor derrame su misericordia sobre todos los hombres. La aparición en Fontanelle el 17 de abril del 1966 es muy iluminadora en este sentido. La Virgen escogió el segundo domingo después de Pascua y, como bien sabemos, Jesús le pidió a Santa María Faustina que se estableciera la Fiesta de la Divina Misericordia el segundo domingo de Pascua. Es decir que, María Rosa Mística se apareció el domingo de la Divina Misericordia para ¿hacer qué? Para bendecir una fuente que se convertiría desde ese momento en “Fuente de la Gracia”.

El Corazón Misericordioso de Jesús es la fuente de donde brotan el Agua y la Sangre que nos dan la gracia de la salvación y redención. El Señor, a través de la Virgen Santísima, bendice esta fuente para que a través de ella se derrame sobre los hombres las gracias de su redención y su amor.

17 de abril 1966: Primera aparición en Fontanelle.

Pierina rezaba el rosario paseándose en el camino, a poca distancia de la gruta. A eso del , " La vidente descendió de espalda y arrodillada y la Virgen la siguió, sus inmaculados pies os ó "besa las gradas, y haz levantar de aquí un crucifijo” señalo con la mano izquierda el punto preciso en donde debía ser colocada. "Que los enfermos y todos mis hijos pidan ante todo perdón a mi divino Hijo. Besen con mucho amor la cruz y luego saquen agua de la fuente y beban ".

La celestial señora se acercó a la fuente y mandó a Pierina: "Coge barro en las manos y luego lávate. Esto te debe mostrar como el pecado es lodo y suciedad en el corazón de mis hijos pero sí se bañan con el agua de la gracia, las almas quedan purificadas y otra vez dignas de la amistad de Dios" .

Se inclinó, tocó con sus manos la fuente en dos lugares y prosiguió: "Es preciso que se haga conocer a todos mis hijos los deseos de mí Hijo Jesús, comunicados en 1947 y los mensajes que di en la Iglesia de Montichiari. Deseo que los enfermos y todos mis hijos acudan a esta fuente milagrosa. Tu misión está en este lugar en medio de los enfermos y de quienes necesiten de tu ayuda".

La Madre de Dios repitió: "Deseo que los enfermos y todos mis hijos, vengan aquí a la fuente de la gracia".

13 de Mayo 1966: Segunda aparición en Fontanelle. La Virgen escogió el aniversario de las apariciones en Fátima para manifestarse nuevamente a Pierina Gilli junto a la fuente, a las 11:40 AM. Se habían reunido en el lugar unas 20 personas. He aquí la conversación que se produjo:

- La Madre de Dios inició el diálogo: "¡Que se difunda la voz de mi venida a la Fuente!”.
- Pierina preguntó: "¿Cómo podré hacerlo sí no se me creen y se me impide actuar?"
- "Esta es tu misión, la cual ya pedí”.
- "Oh amada Madre de Dios, sin un milagro suyo que acredite mis palabras, las autoridades eclesiásticas no me prestarán fe. Yo te pido que hagas un milagro".
- Sin dar respuesta a la petición, la Virgen sonrió maternalmente y continuó: "Mi divino Hijo es todo amor, pero el mundo va hacia la ruina. Yo he alcanzado una vez mas misericordia y vengo a Montichiari para traer las gracias de su amor, pero para salvar a la humanidad se necesita oración, sacrificio y penitencia".

Después señaló la fuente hacia la derecha y dijo: "Deseo que aquí se construya un baño cómodo, alimentado por esta agua, en donde se pueda sumergir a los enfermos", y mostrando hacia la izquierda, dispuso: "esta otra parte de la fuente debe ser reservada para beber". Pierina le preguntó el nombre que debía llevar la fuente y la Rosa Mística contestó: "Que se llame la fuente de la Gracia ". “He venido para traer amor, misericordia, paz a las almas de mis hijos y recomiendo que no tiren fango a la caridad.” Pierina le preguntó el significado de su manto y Ella respondió: “Significa mi Amor que abraza a toda la humanidad.”

9 de Junio 1966: Tercera aparición en Fontanelle “Fiesta de Corpus Christi” “Hoy, mi Divino Hijo Jesucristo me ha enviado nuevamente. Hoy es la Fiesta del Cuerpo del Señor. ¡Fiesta de la unión! ¡Fiesta del Amor! Cuanto desearía que este grano se transforme en Pan Eucarístico..., en tantas Comuniones Reparadoras. Desearía que este grano transformado en tantas partículas llegase a Roma y para el 13 de octubre alcanzase Fátima.” “Deseo que se haga un cobertizo con una imagen que pose su mirada sobre la Fuente” “Deseo que para el 13 de octubre la imagen se traiga aquí en procesión; pero antes deseo que el pueblo de Montichiari se consagre a mi Corazón”.

8 de Agosto 1966: Cuarta aparición en Fontanelle. “Fiesta de la Transfiguración” "Mi Hijo me ha enviado nuevamente a pedir la unión de Comunión Reparadora y que esto sea para el 13 de octubre. Que se difunda por todo el mundo la noticia de esta santa iniciativa que debe comenzar este año por primera vez y que se repita siempre cada año”. “Que se trate de hacer llegar este grano al predilecto hijo Papa Pablo y que se diga ha sido bendito con mi visita. Es grano de su tierra de Brescia y que se diga lo que mi Divino Hijo Jesucristo desea, y también para Fátima."

“Con el grano que queda que se hagan pequeños panecitos y en un día fijo que se distribuyan aquí en la Fuente como recuerdo de mi venida. Y esto sea en agradecimiento a los hijos que trabajan la tierra”.

“Después que fui Asunta al Cielo, me he puesto siempre en medio como mediadora entre mi Divino Hijo Jesucristo y toda la humanidad!...¡Cuántos favores!...¡Cuántos castigos he tenido!...¡Cuántos coloquios he tenido con las almas!...¡Cuántas visitas más hice a la tierra para traer mensajes!.” “Pero los hombres continúan todavía ofendiendo al Señor! He aquí por qué mi deseo de la unión mundial de la Santa Comunión Reparadora!” “Es un acto de amor y reconocimiento por parte de los hijos hacia el Señor” Tercera Etapa: 1969-ss 15 de mayo de 1969: La Obediencia Fiesta de la Ascensión. "La obediencia es paz que viene del Señor... Lo contrario es discordia y ruina de las almas!" "Imitar el ejemplo que nos ha dado primero el Divino Hijo Jesucristo: se humilló y se hizo obediente hasta la muerte de Cruz. Hija, la obediencia es humildad, muchas veces es sacrificio, pero Dios Ntro. Señor sabe dar después al alma paz y docilidad, que es el verdadero amor de ÉL!"

19 de mayo de 1970: Medalla de la Rosa Mística La Virgen María, Rosa Mística le pidió a Pierina: “Haz de acuñar una medalla según este modelo: por un lado "Rosa Mística" y por el otro, "María, Madre de la Iglesia". “He sido enviada por el Señor, que escogió a Montichiari para traer el don de su amor, el don de la fuente de gracia y el don de la medalla de mi amor maternal. Yo intervendré en la difusión de la medalla, prenda de caridad universal. Mis hijos me llevarán sobre sus corazones a todas partes y yo les prometo mi protección maternal llena de gracias, en este tiempo en que se quiere destruir la veneración que se me tributa”. “Esta medalla es el signo de que mis hijos están siempre conmigo que soy la Madre del Señor y Madre de la humanidad. Este es el triunfo del amor universal. La bendición del Señor y mi protección estarán siempre con aquellos que recurren a Mi”.

17 de enero de 1971: El Santo Rosario "Dile a mis hijos que recen el Santo Rosario..., anillo de Fe y de luz y vínculo de unión, de gloria, de intercesión." Luego, el 25 de julio de 1971: "Aquellos que vengan a la fuente y me honren con su devoción, diles que recen el Santo Rosario."

17 de enero de 1971: Muchos viven en tinieblas Mientras ocurrían las apariciones, sus motivaciones expresaban cada vez más el dolor y las preocupaciones de la Madre Celestial. La Madre le recomendaba a Pierina: "Ora, ora, oh hija y haz orar, muchos hijos míos viven en tinieblas. No se quiere ya al Señor Dios. Oh, la Iglesia de mi Divino Hijo, en que lucha se encuentra! es por eso que extiendo el manto de mi Amor sobre la humanidad, porque hay urgencia de oración, de amor y de oración de expiación... La humanidad corre hacia su gran ruina."

"Es necesario unirse en oración y en amor en torno al Señor. El está abandonado y ultrajado por tantos hijos suyos. Nosotros queremos almas fieles y vigorosas, listas para dar testimonio y demostrar que mi Divino Hijo se inmoló sobre la Cruz y que cada uno comprende cuánto y cómo el Corazón de Jesús está lleno de Amor y Misericordia."

29 de junio de 1974: Los Angeles Se repite esta aparición de varios años atrás (13 de enero de 1951) donde se había mostrado una puerta de luz de oro y sobre ella la leyenda cada leyenda con un color diferente: Fíat de la Creación.

Fíat de la Redención María de la Corredención La Virgen transmite a Pierina: "Feliz el hombre que se confía a la protección de su Ángel custodio y escucha sus inspiraciones..."

22 de julio de 1973: Rosa Mística y Cuerpo Místico Pierina pregunta a la Virgen que oraciones deberían decir, y Ella contestó: "Oración de Fe, oración de amor, oración de alabanza, oración para obtener gracias", y agregó "¡Recitad el Santo Rosario!"

A continuación contesta la pregunta de porque se había manifestado como Rosa Mística. Dice así la Virgen: "Rosa mística no tiene en sí nada de nuevo... En Rosa Mística está simbolizado el ««Fíat»» de la Redención, el ««Fíat»» de mi colaboración”.

“Yo soy la Inmaculada Concepción, la Madre de Jesús el Señor, la Madre de la Gracia, la Madre del Cuerpo Místico: ¡La Iglesia!" Mientras la Madre Celestial hablaba, sus ojos estaban llenos de lágrimas. Después agregó: "La Gracia del Señor y su Misericordia infinita por la Iglesia harán florecer de nuevo la Rosa Mística. Y si se escucha esta invitación materna, Montichiari será el lugar desde el cual la luz mística se irradiará a todo el mundo. Sí, todo esto se realizará!"

Es oportuno aclarar y subrayar el simbolismo de la rosa. Esta es una y múltiple: sus numerosos pétalos están dispuestos en un bello orden, para crear así, en su conjunto, una armonía de unidad. Así es por naturaleza adaptada para representar la multitud de los miembros y la unidad en Cristo del Cuerpo Místico, que es la Iglesia.

8 de septiembre de 1974: La Iglesia Llena de belleza, llena de bondad, llena de luz. Ella le dijo a Pierina: "Yo soy María, la Madre de la Iglesia. Por esta Iglesia, por el Santo Padre, por los sacerdotes y por todos los hijos de la Iglesia pido oración, oración, oración, para que vuelva a los corazones el verdadero amor al Señor y a la verdadera caridad".

Continua diciendo: "Invocad especialmente la protección del Arcángel San Miguel, para que proteja a la Iglesia contra todos los engaños amenazantes y la defienda. En efecto, la Iglesia no se ha encontrado jamás en tanto peligro como hoy."

23 de noviembre de 1975: La imagen de Rosa Mística Hoy se celebra la Fiesta de Cristo Rey. Pierina le pregunta a la Virgen: "Virgen querida, os ruego, ¿querríais decirme algo sobre las imágenes de la Virgen Peregrina que fueron llevadas a Roma?" La Santísima Virgen respondió: "Ante estas imágenes se ha orado y yo estoy ahora especialmente presente en la ciudad de mi amado hijo Papa Pablo, el Padre de la Iglesia. En verdad dondequiera que yo me detenga mediante esas imágenes, llevo conmigo las Gracias del Señor y el Amor de este Corazón materno. Yo llevo la luz a los corazones, donde aun hay tinieblas, para que ellos comprendan el Amor que he revelado en Montichiari... Colaborad con mi Amor, dad con mi Amor, sacrificad con mi Amor. Así vosotros estaréis unidos a mi por siempre."

Actualmente miles de imágenes de María Rosa Mística se extienden por todo nuestro planeta y con ella va su petición de: Oración, sacrificio y penitencia por todas nuestras amadas almas consagradas. Cientos de imágenes de María Rosa Mística se reportan lagrimando y no es secreto tampoco que un gran sin-número de ellas, se reportan "escarchadas" para la gloria de Dios. Aquella promesa que la Virgen hiciera a Pierina sobre sus imágenes se hace una realidad cada vez más visible: "dondequiera que yo me detenga mediante esas imágenes, llevo conmigo las Gracias del Señor y el Amor de este Corazón materno." ¡María Rosa Mística, ruega a Jesús por nosotros!


Vida de Pierina Gilli (1911 + 1991)

Nació en la villa de San Jorge, Montichiari, Italia, región de Brescia, día 3 de agosto de 1911. Su padre, Pancracio Gilli era campesino y su madre, Rosa Bartoli, crió a sus 9 hijos en la pobreza y en el temor de Dios.

Pierina escribió en su diario: "Yo fuí la primera de entre nueve hijos en gozar de la alegría, de la felicidad, y de los cariños de mis padres. El día 3 de agosto fue el amanecer de mi vida terrena y fuí bautizada el día 5 de agosto, fiesta de Ntra. Sra. de las Nieves, ocasión en que mi madre me consagraría a la Madre del Cielo para que con su tierna protección conservase mi vida blanca y pura como la nieve."

La infancia de Pierina no tuvo ningún acontecimiento extraordinario.

El primer gran sufrimiento de su vida le ocurrió a los 7 años de edad cuando su padre que, como soldado fue tomado prisionero durante la I Guerra Mundial, regresa para la casa con la salud totalmente sacudida, para luego, en un corto plazo de tiempo, morir en un hospital del área.

Pierina vivió de 1918 hasta 1922 en el orfanato de las Siervas de la Caridad, donde, a los 8 años de edad, recibió su primera comunión.

A los 11 años de edad, estando en 4to. grado de primaria básica, debe regresar para la casa a vivir con su mamá que había contraído nupcias nuevamente y sus nuevos hermanitos necesitaban de los cuidados de su hermana mayor.

Cuando Pierina tiene 12 años la pobreza obliga a su familia a mudarse para una chozita dividiéndose la familia con otra. Fue en este tiempo que ella siente por vez primera el llamado a la vida religiosa.

A los 16 años fue a trabajar a un establecimiento, atravesó varias crisis dominada por las vanidades, ayudada por los severos consejos del padre confesor, superó aquella crisis y decidió ser totalmente de Dios.

A los 18 años fue a trabajar en el Asilo Comunal como asistente de los niños. Un buen joven le propuso casamiento pero ella sentía que el matrimonio no era su vocación, ella sentía que ÉL Señor la quería totalmente para si.

Con 20 años de edad confirmó su vocación, entrando en el convento de las hermanas: Siervas de la Caridad. Sin embargo, contrajo pleuritis, impidiéndole ser postulante tuvo que salirse del convento. Encontró trabajo en el pueblo de Carpenédolo cuidando de los servicios de la casa parroquial del P. José Brochini, donde permaneció hasta los 26 años de edad. Pasó dos años como empleada en Brescia, en la Casa de la Salud de Villa Blanca.

Con 29 años pasó a trabajar en el Hospital Civil de Desenzano del Garda, bajo el cuidado de las Siervas de la Caridad, donde permaneció por cuatro años con bastante tranquilidad. A los 32 años de edad, en abril de 1944, entra nuevamente como postulante en el convento de las hermanas: Siervas de la Caridad.

Con 33 años de edad, en diciembre de 1944 (a los 7 meses de haber entrado) tórnase con una dolencia de gravedad. Esta vez es meningitis. Aquí comienza la primera fase de apariciones que va de 1944 a 1949. En este período de las apariciones la Virgen le dijo a Pierina : ”Vive de amor.” Esta es la misión que le encomendó, vivir del amor y para el amor. Los años siguientes fueron años de grandes provocaciones y sufrimientos. Es un largo período de espera de 1949 a 1960. El día 8 de agosto de 1951 fue recibida por Su Santidad, el Papa Pío XII.

En el año 1960 se inicia el segundo período de las apariciones que van de 1960 a 1966. Durante el año 1966 Pierina visita por última vez Fontanelle, el lugar de las apariciones.

Durante esta época ella regresa a vivir a Montichiari en la localidad (barriada) de Bosqueti donde cumple con fidelidad su misión entre los dolientes y necesitados.

En el año 1968 comienza el tercer período de las apariciones que continua hasta el año 1991. En el 1971 la Virgen le dijo: “Pierina, tu misión... Oración y caridad, el amor en el perdón y exquisita caridad.” Estas palabras de Nuestra Señora confirman los que Pierina vivió desde el inicio de las apariciones, amando al Señor, a la Virgen y a su prójimo. Ofreciendo toda su vida y oraciones por las vocaciones Sacerdotales y religiosas. El 12 de enero de 1991 Pierina Gilli regresa a la casa del Padre.


ORACIONES 

María, unimos nuestro sí con el tuyo, reina en nuestros corazones Madre de Dios y Madre nuestra. Permítenos reparar con nuestra vida por tantas ofensas cometidas contra tu Inmaculado Corazón. Virgen Inmaculada, Rosa Mística, en honor de tu Divino Hijo nos postramos delante de ti, implorando la misericordia de Dios. No por nuestros méritos, sino por la bondad de tu corazón maternal concédenos ayuda y gracia con la seguridad de escucharnos.

Dios te salve...

Rosa Mística, Madre de Jesús, Reina del Santo Rosario y Madre de la Iglesia - del Cuerpo Místico de Cristo - Te pedimos concedas al mundo, rasgado por la discordia, la unidad y la paz y todas aquellas gracias que puedan cambiar los corazones de todos tus hijos.

Dios te salve... Rosa Mística, Reina de los Apóstoles, haz que, alrededor de los altares eucarísticos, surjan muchas vocaciones sacerdotales y religiosas para difundir con la santidad de su vida y con el celo apostólico el Reino de tu Hijo Jesús por todo el mundo. Derrama sobre nosotros tus gracias celestiales.

Dios te salve...

Dios te salve, Reina... Rosa Mística, Madre de la Iglesia, ruega por nosotros!


PLEGARIA "ROSA MISTICA"

Oh María, Rosa Mística, Madre de Jesús y también Madre Nuestra. Tu eres Nuestra esperanza, fortaleza y consuelo. Danos desde el cielo, tu maternal bendición, el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo amen..

Dios Te Salve......

Virgen Inmaculada, Rosa Mística, en honor de tu divino hijo nos postramos delante de ti, implorando la misericordia de Dios. No por nuestros meritos sino por la bondad de tu corazón maternal, concédenos ayuda y gracia con la seguridad de escucharnos.

Dios Te salve....

Rosa Mística, Madre de Jesús, Reina del Santo Rosario y Madre de la iglesia del Cuerpo Místico de Cristo, te pedimos que concedas al mundo, rasgado por las discordias, la unidad y la paz y todas aquellas gracias que puedan cambiar los corazones de todos tus hijos.

Dios Te Salve....

Rosa Mística, Reina de los Apóstoles, has que alrededor de los altares eucarísticos, surjan muchas vocaciones sacerdotales y religiosas para difundir con la santidad de su vida y con celo apostólico el Reino de tu hijo Jesús por todo el mundo. Derrama ¡Oh Madre¡ sobre nosotros, tus gracias celestiales.

Dios Te Salve....

Dios Te Salve, Reina y Madre...Rosa Mística, Madre de la iglesia, ruega por nosotros.

(fuente: corazones.org)

sábado, 12 de julio de 2014

12 de julio: Nuestra Señora del Campo de Stezzano

Nuestra Señora del Campo o de la Plegaria, debe su fama a varios milagros: su aparición a una mujer en 1586, cuando se le construye el santuario, la fuente de agua milagrosa, la aparición a dos niñas, las curaciones y el parpadeo de una imagen suya.

El Santuario de Nuestra Señora del Campo o Nuestra Señora de la Plegaria está situado en la campiña de Stezzano, a 5 kilómetros de Bérgamo, en la Lombardía, frontera Norte de Italia. Según la tradición existía una capilla con una imagen de la Virgen de la cual los agricultores eran muy devotos.

Un día, hace ocho siglos, una mujer vio una gran luz y se le apareció la Virgen y el Niño. Se construyó una pequeña iglesia, donde en mayo de 1586 de un pilar con un fresco de Nuestra Señora comenzó a surgir agua; el 12 de julio siguiente la Virgen se apareció a dos niñas de Stezzano.


LA PRIMERA APARICIÓN

En el siglo XIII en los campos al oeste de Stezzano, a unos 2 km del centro de la ciudad, se construyó un edificio en honor de la Madre de Dios. La mayoría de la población, estaba dedicada a la agricultura y con frecuencia durante el día iban a allí a orar.

En el siglo siguiente, ocurrió la primera aparición, la Virgen y con el Niño Jesús en sus brazos se apareció a una devota mujer del de la zona.

A raíz de este caso prodigioso el pueblo construyó la primera iglesia (5,1 x 12,9 m), llamándola “Nuestra Señora del Campo”. La iglesia estaba orientada de este a oeste, sólo había un altar, un pequeño presbiterio con bóveda de mampostería, cubierto con vigas de madera apoyadas en los arcos por encima de los pilares, y sobre la derecha tenía un pequeño campanario. Los años de la construcción de la iglesia fueron parte de un período histórico caracterizado por cambios importantes en la vida política, económica, cultural y religiosa.

El pequeño templo fue construido sobre el antiguo edificio del siglo XIII después de la aparición de la Virgen a la mujer en la oración.

El fresco de la Virgen con el Niño es de autor desconocido, probablemente del s. XIV, representa a la Virgen sentada en acto de sostener al niño y trasmite confianza y amor a su hijo.

La pintura ha disfrutado desde s. XIV, de un culto particular por los devotos, tal vez porque retrata con bastante exactitud la primera aparición de Nuestra Señora en ese lugar o, más sencillamente, porque se colocó en la parte de la iglesia más iluminada y accesible a todos, y se convirtió, después de los eventos prodigiosos de 1586, en objeto de gran veneración.

Se denominó, desde entonces, el santuario con el nombre de la pintura, a saber, la Madonna dei Campi haciendo referencia a la aparición de 1586.


EL AGUA QUE SURGE

En 1586 comenzó el segundo período de la historia del Santuario, el más importante, que crea las bases para el rápido desarrollo de la iglesia. En ese año, la Madonna dei Campi produjo una serie de eventos prodigiosos. En mayo vimos emerger una gran cantidad de agua clara de un pilar con la imagen de la Virgen y el Niño pintadas encima.

Uno de los frescos de la iglesia, representaba a la Virgen y en sus brazos al Niño Jesús, y a principios del verano de 1586, comenzó a sudar agua. El fenómeno se repetía con un intervalo de dos o tres días, pero con tal intensidad que anegaba el pavimento.

El fenómeno no fue momentáneo, pero se produjo hasta principios de noviembre. En los primeros días se hizo una excavación en el perímetro de la iglesia para construir una cisterna para recoger recoger agua. Luego, en otro momento, se hace otra cisterna fuera de la iglesia.

La costumbre de bañarse con el agua del Santuario se inició en esos días, y luego continuó con el paso del tiempo, incluso después de que, desde noviembre de 1586, la veta fue drenada.

Para transmitir a la posteridad la memoria del agua prodigiosa, se construyó una tercera cisterna dentro de la iglesia bajo el coro, que permaneció en uso hasta 1885.


LA SEGUNDA APARICIÓN

El 12 de julio de 1586 la Virgen se apareció a dos campesinas, Bartolomea Bucanelli de 10 años y Dorotea Battistoni de 11, en la iglesia ubicada en la campaña de Stezzano.

El 12 de julio las dos videntes, pastando sus vacas en los prados de alrededor, quieren entrar en el pequeño templo a orar, pero no lo pudieron hacer porque la puerta estaba cerrada. Comenzaron sus oraciones frente a las ventanas protegidas por rejas, cuando vieron la figura de una noble mujer, vestida de negro con un velo blanquísimo que le desciende sobre sus hombros, y que leía de un libro que tenía en sus manos.

Varias personas, en horas y en diferentes momentos, pudieron ver a la misma mujer maravillosa en oración, donde estaba el agua, a veces de rodillas y a veces de pie, para súbitamente irse y luego volver a aparecer.

En los meses de agosto y septiembre, la Señora apareció otra vez a otras personas. Estas apariciones de la Virgen han sido interpretados por todos los que escribieron sobre la historia del Santuario como un deseo de la Virgen, para despertar en las personas de todo el Stezzano a la fe y llamar a una vida más espiritual y más de oración.

La inusual vestido oscuro de la Virgen, puede ser visto como un símbolo de tristeza por su abandono, al mismo tiempo que una llamada a la humildad.


EL TERCER HECHO PRODIGIOSO

El tercer hecho prodigioso fue la curación milagrosa, que más ha contribuido a llamar la atención. No se conoce el número exacto, pero se supone que fueron muchos.

El entonces obispo de Bérgamo consideró oportuno establecer la verdad, envió a Stezzano al teólogo de la Catedral, con la tarea de tomar la información de los hechos y, a continuación, informar de lo que había visto.

El Obispo examinó los documentos y dictó su sentencia, declarando sobrenatural los eventos en la iglesia y la milagrosa la esfinge de la Virgen y el Niño, y la pequeña iglesia fue transformada en un santuario al final de 1600.


OTROS MILAGROS

Las apariciones de Nuestra Señora son generalmente acompañadas por muchos gracias concedidas a sus hijos devotos que vienen a ella llenos de confianza.

En los cuatro siglos desde la segunda aparición (1586-1986) María SS., En su bondad materna, ha otorgado a sus devotos una serie de gracias excepcionales. Variedad de curaciones de enfermedad de accidentes de trabajo, en las calles, en la vivienda, protección en la guerra; muchas curaciones fueron instantáneas, y muchAs obtenidAs en muy poco tiempo, varias tienen el carácter de verdadero milagro. Algunas de ellas ya se habían producido en 1586 y llamó la atención de la Iglesia, el periodista recuerda 21.

Otros tuvieron lugar en los siglos XVI-XVII: pero son sólo un recuerdo transmitido oralmente, mientras que las gracias y los milagros, desde 1885, han sido cuidadosamente registrados en el diario y los registros aún se conservan en la parroquia de Stezzano.

Gracias y milagros han dado ocasión a un gran número de exvotos testimonio de la fe, la gratitud y manifiestan la voluntad de perpetuar la memoria. En un tiempo se colgaban en las paredes y los pilares, en los espacios dejados vacantes por la decoración y estuco. La mayoría fue a la ruina, se perdieron o fueron destruidos.

No hay datos muy precisos para el período 1885-1901, pero alrededor de un millar de exvotos se colgaron en aquellos años.

En 1957, los restantes fueron colocados en el vestíbulo frente a la estatua de Nuestra Señora de la Plegaria.

Por su ingenuidad y sencillez de expresión son una valiosa fuente para el estudio de los usos, las costumbres y el entorno social y un documento de la vida y la religiosidad popular, expresión del mundo en ese momento que refleja la vida agrícola que desde el principio había acompañado de los acontecimientos del santuario.

Pintadas en tablas hay cerca de setecientos corazones de plata colgados en los pilares de la iglesia y la sala de exvotos, junto con varios otros testimonios.

En 1980, la Superintendencia del Patrimonio Cultural ha catalogado 159 tablas, los ex-votos tienen un valor histórico y artístico, pero también la fe es el alma. Cada imagen tiene su propia historia.

Entre los votos uno merece ser recordado. En 1866 en la guerra entre Austria y Prusia; 50 jóvenes de Stezzano fueron llamados a las armas, el sacerdote Don Sperandio Carminati antes de que partieran los invitó al santuario, los confesó y le dio la Comunión. Finalmente, el párroco hizo esta oración a Nuestra Señora: “Te encomendamos a todos ellos, me los debes traer a todos a casa sanos y salvos”, y así sucedió. Hicieron un cuadro, fue llevado en procesión al Santuario, acompañado por la banda musical, cantaron la Misa de acción de gracias y lo colocaron en la capilla de la aparición como un perpetuo recuerdo.


LAS ETAPAS DEL SANTUARIO

Una de las primeras acciones del Patronato de la Madonna dei Campi, formado en septiembre de 1586, fue erigir una iglesia más grande y más hermosa. Se inició de inmediato y se puso fin a la iglesia con todas sus decoraciones 80 años más tarde.

La primera preocupación de todos era preservar y destacar la imagen de la Virgen y el Niño. A continuación, decidió construir el altar mayor en el lugar del pilar, de modo que la imagen de la Virgen estuviera en el centro del altar. Por esta razón, la nueva iglesia tiene el altar mayor en el norte y la puerta principal al mediodía, mientras que la antigua iglesia estaba en la línea este-oeste.

El Santuario, mide 8,50 m por 13,50 de la puerta sur al presbiterio y 8,50 m del prebisterio el extremo norte de la pared. En los dos flancos, en el centro, hay dos capillas con altares de mármol, cada uno de los cuales está flanqueada por dos capillitas para el confesionario, y dos al entrar y salir de la iglesia.

De la antigua iglesia sólo se han conservado, la parte inferior de pilares antes mencionado, la pequeña sacristía, el campanario, y el presbiterio con el ábside, donde según la tradición, fue la primera aparición.

En 1630 fue párroco de Stezzano Don Bartolomé Grumelli. Hubo un gran peligro de que la plaga afectara el territorio, por lo que el sacerdote de la parroquia y toda la población hizo un voto: si la epidemia cesa se construirá una nueva iglesia. La primera piedra se colocó 29 de agosto 1673. En 1703 la iglesia se abrió al culto en 1863 y fue consagrada y dedicada a San Juan Bautista.

Después de 1850, gracias al párroco Don Sperandio Carminati, el santuario ha tenido un nuevo período de intensa vitalidad. Él despertó la devoción a la Virgen y prporcionó al santuario una obra para recordar la aparición histórica de 12 de julio de 1586, la tarea se la encargó al escultor Luigi Carrara de Oltre il Colle (BG). El monumento votivo, colocado el 12 de julio de 1868, consta de un grupo de estatuas de altura natural con la Virgen en el centro, en un traje oscuro sobre en una nube, un libro en la mano izquierda y sus ojos vueltos al cielo. Dos chicas: Bartolomea y Dorothea están de rodillas a sus pies.

A esta escultura, por la actitud de la Virgen, se le dio el nombre de Nuestra Señora de la Plegaria, un nombre que rápidamente fue adoptado por el santuario, aunque nunca suplantará al más conocido y más querido para todos de la Madonna dei Campi.

La colocación de esta estatua en la capilla del Santuario hizo pasar a segundo orden el antiguo fresco de la Virgen y el Niño, en torno al cual fue construida la iglesia en el siglo XVII.

En este clima de renovado fervor se debe incluir los acontecimientos extraordinarios de los años 1885-1886, con el milagro del movimiento de los ojos que se produjo en la estatua y numerosas gracias.

Ante este hecho Don Carminati hace solicitud a la Ciudad del Vaticano, para que la estatua fuera condecorada con la corona de oro. El honor se le concedió 20 de julio de 1886, pero, a causa del trabajo, la ceremonia de coronación fue aplazada al 5 de septiembre de 1896.

El párroco P. Carminati conviene con el arquitecto Enrico Galbiati de Bérgamo la ampliación de la iglesia. Se comprometieron a diseñar una estructura en sintonía con la actual, que respondiese de manera adecuada a las necesidades que surgen. El proyecto incluía la adición de dos naves dispuestas a los lados del pasillo y de una tercera más grande dispuesta de modo transversal al coro detrás del altar mayor, creando en la parte posterior un gran arco que valorizaría el altar mayor. Todas las nuevas acciones deberían ser estucadas y decoradas en el estilo del siglo XVII, para estar en armonía con la iglesia.

El arquitecto Enrico Galbiati proyectó de una forma mucho más elaborada de la fachada de la iglesia en el norte que la del sur, donde todavía se encuentra la entrada principal, creando la ilusión de que la fachada norte es la principal, cuando en realidad sigue siendo que en el lado opuesto.

Esta singularidad es consecuencia del hecho de que la parte norte de la iglesia da sobre la actual carretera de acceso. El párroco P. Carminati adquirió directamente los primeros materiales. Muchos otros fueron donados y la fábrica comenzó en 1882. El trabajo fue lento al principio debido a la escasez de recursos, pero por 1885 adquirió gran celeridad. Mientras tanto, se la dota de una gran plaza y un amplio espacio con caminos sombreados por castaños.


DEVOCIÓN Y SANTUARIO EN EL SIGLO XX

Durante el siglo XX, en 1936, se construyó a la derecha de la iglesia una casa para el sacerdote luego ampliada, y en 1960 la casa del peregrino.

También en el interior del santuario se hicieron cambios. La innovación más importante fue transferir el grupo dedicado a la aparición de la Virgen de la capilla en forma de cueva, donde había sido la aparición de 1586, a una nueva capilla construida en sustitución de la anterior a pocos metros de distancia, también hubo, por parte de los responsables del Santuario, la intención de sacar de la obra la figura de María y exponerla en toda su grandeza.

En este mismo período, la vieja imagen de la Virgen y el Niño fue retirada de debajo de la mesa del altar, donde fue puesta en el s. XIV, y se coloca detrás del altar. La intención de los responsables fue probablemente para reforzar aún más la pintura, tratando de hacerla más accesible y visible a los fieles.

En 1931 fue el año XXXV de la coronación. Para la ocasión, el párroco del momento decidió completar la plaza con un artístico trabajo de Pietro Massieri sobre un diseño del ingeniero Rossi de Treviglio, que fue también diseñador de los grandes portales.

La fuente fue realizada por el modelador Rossetti diseñado por el joven Giuseppe Nozza. El santuario fue restaurado de nuevo y se construyó una nueva y hermosa casa para el capellán. Más adelante, en los años 1938-39 se construyó la columnata que bordea la parte sur de la plaza.

A finales de los años cuarenta Don Giuseppe Vavassori fundador del Patronato S. Vincenzo de Bergamo quiso construir en el santuario su pequeño seminario, por lo tanto, añadió a la casa del capellán salones, dormitorios y refectorio para los muchachos.

En 1957 el sitio de aparición fue completamente renovado, se amplió la sala, tomó la forma de capilla orientada al norte y el grupo de estatuas fue colocado en un alto trono de mármol. Fue reconstruido el piso de la iglesia, el altar mayor fue retrasado 2 metros para facilitar el presbiterio, y en el 1959 la casa se convirtió en una especie de escuela para niñas que necesitan atención y la gestión fue confiada a las Hermanas Sacramentinas de Bergamo.

En 1961, el 11 de julio, el Obispo Monseñor Giuseppe Piazzi consagró el altar de la iglesia, dedicada a María Madre de Dios.

En la década de los setenta se realizó la Penitenciaría y en el norte del santuario un gran aparcamiento.

En 1982, el párroco Don Mario Giavazzi considera apropiado y necesario decorar la capilla de la Virgen. La parte artística fue confiada al pintor Luigi Monti de Stezzano, un artista de renombre en Italia y en el extranjero. El grupo de estatuas fue colocado en el fondo como para que la Virgen esté más cerca de los fieles; en 1985, surge el grupo de Amigos del santuario que toman en serio el mantenimiento del santuario.

Para el Gran Jubileo del dos mil fue rehecha la iluminación de la iglesia. Se renovó el sistema de amplificación y restauró el pórtico.

En 1992 fue restaurada la casa del peregrino con varias habitaciones en la planta baja a disposición de los peregrinos y cinco apartamentos para los sacerdotes y monjas que prestan servicio al Santuario.

(fuente: forosdelavirgen.org)

viernes, 11 de julio de 2014

11 de julio: Nuestra Señora del Carmen de Combarbio

El 11 de julio de 1536 la Santísima Virgen se apareció a una pastora en doce años en la localidad de Combarbio, comuna de Anghiari. Las apariciones se repiten en los siguientes tres meses y la noticia se propagó entre las poblaciones de la alto Valtiberina, del valle de la Sovara y sus alrededores, que peregrinó en forma numerosa, con ferviente devoción a la Madre de Dios. Los testimonios históricos se refieren los milagros atribuidos a la intercesión de la Virgen.

Los obispos de Arezzo y Sansepolcro vinieron a conocer las apariciones y manifestaciones de la gente, examinaron cuidadosamente las pruebas obtenidas y reconocieron la veracidad de los hechos, autorizando la erección de un santuario en honor de María Santísima en el mismo lugar de las apariciones.

El Santuario fue construido en menos de tres años por el concurso del muy generoso pueblo de Anghiari

Esto sucedió en Combarbio que es una localidad de la comuna de Anghiari, Provincia de Arezzo, en la región de la Toscana.

En el santuario se han derramado muchas gracias y milagros que están documentadas en el templo. Se ha convertido en un lugar importante de peregrinación.


LA APARICIÓN

El 11 de julio de 1536, en el lugar llamado Combarbio al lado del foso de Vetrici, sucedió la primera de una serie de apariciones de la Virgen María a una niña de 12 años, Marietta, hija de un pastor del lugar, un tal Gambino Del Mazza.

Las apariciones continuaron en los días siguientes durante unos tres meses, y como resultado de estos milagros creció la maravilla, y la participación de las personas hasta el punto de que las autoridades religiosas y civiles, tras un examen adecuado con la ayuda de expertos, admitió la veracidad de las apariciones y promovió la manifestaciones populares de fe.

Nuestra Señora pidió, a través de la pastora, erigir un templo en su honor y ser representada con una tabla existente en la vivienda anghiarese de Mariotto Ciaperini, ex magistrado de la abundancia en Florencia.

Un documento de la época, existentes en el archivo Capitular de Arezzo, se mencionan decenas de milagros. El obispo de Arezzo, Monseñor Minerbetti reconoce la extraordinaria naturaleza del acontecimiento y autoriza a la comunidad de Anghiari recoger limosnas para la construcción de un santuario memorial.

El 11 de julio de 1537, en el primer aniversario de la aparición de Combarbio, estuvieron presentes alrededor de 20 mil peregrinos. La comunidad de Anghiari instituyó “La obra de Nuestra Señora de Combarbio” para la construcción de la iglesia, ejecutada por el ingeniero Giovan Battista Camerini.


LOS ADMINISTRADORES DEL SANTUARIO

El 18 de octubre de 1540, por invitación de la comunidad de Anghiari, llegaron a Combarbio la familia de los Padres Menores Observantes de Verna, puesto que ya se había terminado la construcción de la iglesia y gran parte del convento adyacente.

El 4 de junio de 1545, los franciscanos de Verna dejan Combarbio, tal vez como resultado de demasiadas ofrendas hechas por los fieles, que estaban en contradicción con su voto de pobreza.

El 15 de junio de 1548, la Comunidad de Anghiari admite en la dirección del Santuario a los frailes carmelitas de la provincia de Mantua, y permanecieron allí durante más de 234 años, hasta 1782. Fue en este período que el santuario cambió el nombre de Combarbio por el del Carmen. Por el celo de los Carmelitas, se creó una unión conocida como de Nuestra Señora del Carmen, trayendo las ventajas de lmuchas indulgencias concedidas por varios papas.

El 1º de mayo de 1552, Monseñor Filicori, obispo de Città di Castello, consagró el santuario de las apariciones que se completó en 16 años. La imagen de la Virgen fue colocada sobre el altar mayor, en el lugar del castaño, donde tuvieron lugar las apariciones.

En 1571, una bula del papa Pío V pidió a los pueblos del Valle del Tíber a visitar y rezar a la Madre de Dios en Combarbio.

En 1782, a raíz de la supresión de los monasterios, ordenada por el Gran Duque Pietro Leopoldo, los Carmelitas abandonaron el santuario. Fue entonces que la comunidad de Anghiari toma el control y en 1803, se lo entregaron a los ermitaños Camaldolesi. Ellos permanecieron allí 8 años, y abandonaron el santuario a raíz de la represión napoleónica en 1812.

En 1812 el Carmen fue anexado como capellanía a la iglesia de Micciano cuyo sacerdote “pro témpore” tenía la responsabilidad de gobernar el prestigioso santuario. Como consecuencia de su trabajo se formó una Unión Piadosa de Nuestra Señora del Carmen, que en 1946 había alcanzado más 4 mil miembros.


LA ADMINISTRACIÓN ACTUAL

El 14 de junio de 1987, mons. Giovanni D’Ascenzi, con un decreto, coloca bajo la autoridad directa del obispo pro tempore de Arezzo – Cortona – Sansepolcro el santuario de Nuestra Señora del Carmen, ubicado en la Combarbio de Anghiari. Este acto es una prueba más de la importancia que ha tenido y sigue teniendo este prestigioso santuario en la expresión de la devoción mariana del pueblo de la parte alta del valle del Tíber.

El 4 de junio de ese año, por decreto, designa a Don Giovanni De Robertis como delegado del obispo.

En 1992 Don Marco Salvi reconstituyó la Sociedad del Escapulario, que tiene más de ochocientas personas que han recibido el escapulario, comprometiéndose a vivir una vida de fe como la vivió María.


EL SANTUARIO

El conjunto arquitectónico, que consiste en la iglesia y el antiguo convento de los Carmelitas, fue erigido entre 1536 y 1552 sobre la base de los diseños de Giovanni Alberto Camerini de Bibbiena en el sitio donde el 11 de julio de 1536 la Virgen apareció a una pastora.

El santuario, objeto de la reestructuración por dos veces en el siglo XIX, ha sufrido algunos cambios en las líneas del proyecto original visible sobre todo en el interior de la iglesia donde se realizaron ocho altares en la nave central y crucero.

La iglesia se caracteriza por un notable desarrollo de la altura y la grandeza de una cruz latina con un gran crucero. Al interior, el altar mayor de piedra, decorado con un fresco del siglo XVII que representa a los santos de la Orden Carmelita en el acto de invocar a María, conserva al centro una valiosa tabla de la escuela florentina de la Virgen y el Niño con San Juan del inicio del siglo XVI. De gran interés son también las pinturas murales, ejecutadas alrededor de 1860, que se encuentran en el lado derecho de la iglesia de los Santos Juan Bautista, Alberto y Andrés, Nuestra Señora de la Asunción, Nuestra Señora del Rosario.

La planta del templo tiene una cruz latina, que mide unos 47 metros de largo y 20 de ancho, mientras que su altura en los aleros es de 17 metros.

Adyacente a la iglesia se encuentra el antiguo convento, la rectoría engloba al claustro, que se define en dos partes por un elegante pórtico del siglo XVI.

El campanario, construido en 1567, es del tipo de vela, con volutas de estilo renacentista tardío o prebarocco, y está acompañado por dos antiguas campanas y una campanita.

El interior del templo tiene una decoración en piedra arenisca que se extiende a lo largo de la cornisa, interrumpido, por razones de estilo, a los lados de los cruceros.

Sobre los lados del templo, antes del crucero, se derivan 6 nichos (tres en cada lado), con acabados en piedra y columnas de capiteles de estilo dórico. Dentro de estos nichos puede permanecer el mayor número de altares.

En los dos lados adyacentes al crucero, se continua la decoración en piedra arenisca con la realización de cuatro nichos donde se ven tres altares.

El altar mayor está en el centro del templo, frente a la puerta principal de entrada, está totalmente construido en piedra y se encuentra justo entre el final del coro y el comienzo del crucero.

En lo alto, sobre el timpano, con varias inscripciones, se encuentra la imagen milagrosa de la Virgen del Carmen de Combarbio.

El altar mayor está completado en los lados por dos figuras, pintado sobre madera y representa a los profetas San Elias y San Eliseo.


EL EVENTO DE LA ASCENSIÓN

El santuario mariano situado en Combarbio de Anghiari, rebautizado después de la permanencia de los religiosos Carmelitas, conocido ahora como el santuario del Carmen, cada año reúne a los fieles de todas las parroquias de la vicaría de Anghiari en la Solemnidad de la Ascensión.

Este evento probablemente surgió como una nueva oportunidad para celebrar los sacramentos de la Confesión y Comunión de Pascua (Día de la Ascensión cae en el tiempo de Pascua), y está todavía viva y floreciente.

La fiesta del santuario del Carmen, cada año se enriquece con una extraordinaria participación de personas, no sólo del Vicariato de Anghiari, sino también de la totalidad de la Toscana y Umbria, Valle del 2Tíber y otras zonas de la diócesis, especialmente por los fieles que se han asociado con Nuestra Señora del Carmen, por la consagración del Escapulario, que registra récord de cientos de fieles.

(fuente: forosdelavirgen.org)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...