Buscar este blog

miércoles, 30 de abril de 2014

30 de abril: Nuestra Señora de África

Nuestra Señora de África es una advocación muy querida. Dos sociedades misioneras fundadas por el Cardenal Lavigerie sededicaron a predicar el Evangelio en África y llevar asistencia humanitaria, siempre bajo la protección de María Inmaculada, Reina de África.

El Padre Cazaunau, ex miembro de la parroquia de Nuestra Señora de África, investigó sobre el origen de la estatua, junto al padre Cougoulat.

Edmé Bouchardon, nacido en Chaumont en 1698, fue uno de los escultores de la escuela francesa que, durante el siglo 18, conserva el gran estilo de los artistas de la época de Luis XIV. Durante su estancia en la Academia de San Lucas en Roma en 1722, ejecutó varias obras famosas, entre la que se destaca una estatua de María, la llamada "Virgen de Bouchardon". El artista murió en París en 1762.

Años más tarde, el Arzobispo de Quélen ordenó entonces una estatua inspirada en la "Virgen de Bouchardon". La imagen mariana es de 3 a 4 pies de altura y de bronce, en el frente cuenta con la inscripción 'Virgo Fidelis". Se estrenó en 08 de septiembre 1838 en "La Délivrande" y todavía está allí hoy.
Cuando regresó a su diócesis, el arzobispo de Quélen ordenó una segunda estatua similar, que se había erigido en la entrada del convento de las Damas del Sagrado Corazón, en la rue de Varenne (París), en agradecimiento por la hospitalidad que había recibido después de su expulsión de su arquidiócesis en 1830. Fue allí donde murió, el ​​31 de diciembre 1839.

Un mes más tarde, el 5 de febrero de 1840, el obispo Dupuch, desde 1839 nombrado primer obispo de Argel, fue a Francia para encontrar sacerdotes y los recursos para su nueva diócesis. Su programa incluyó visitas a las casas de las Damas del Sagrado Corazón en Francia y en Bélgica. Como ex capellán de las Damas del Sagrado Corazón en Burdeos, presidió en Lyon una asamblea general y extraordinaria de las Hijas de María del Sagrado Corazón en La Ferrandière. La Congregación le prometió una estatua de la Virgen.

Allí, el obispo vio la estatua de la Virgo Fidelis - la segunda copia de la Virgen de de Bouchardon - el que el arzobispo de Quélen había presentado a las hermanas de este convento un año antes. Fue conquistado inmediatamente. Una copia de la estatua se hizo rápidamente, gracias al molde que sigue existiendo y, el 5 de mayo en Lyon, que fue presentado a él por las Hijas de María de La Ferrandière: esta es la estatua que más tarde se llamaría Nuestra Señora de África. En julio de 1907, las Damas del Sagrado Corazón fueron expulsadas ​​y se fueron al exilio. La propiedades se dividieron en lotes.

Lo que siguió es bien conocido. La estatua fue colocada en la terraza de la residencia del obispo; luego, en 1843, se prestó a la Trapa de Staoueli, quien la clavó sobre la puerta de su monasterio con esta inscripción: "Ellos me han elegido como su guardiana".

En 1846, el obispo Pavy, originario de la diócesis de Lyon, sucedió a Mons. Dupuch. El nuevo obispo no sabía nada entonces sobre la odisea de la "Virgo Fidelis". Una carta de fecha 21 de marzo de 1855, le dio la información. Las Damas del Sagrado Corazón de Lyon, después de haber oído que el obispo de Argel propuso la construcción de un santuario dedicado a María, le dijo lo feliz que sería ver a la Virgen que habían dado a su predecesor ese honor.

En 1856, el obispo Pavy creó una comisión para encontrar los recursos necesarios para la construcción de la capilla provisional, y para decidir sobre el nombre patronal para la estatua y la peregrinación a la veneración pública. Se sugirieron varios nombres. Finalmente, Nuestra Señora de África fue aceptado por unanimidad.

El Obispo Pavy obtiene información y se fue de inmediato al monasterio trapense de recuperar la estatua. Los monjes dijeron al obispo que la estatua, efectivamente, le pertenece, pero que no podían equivocado su madre por derribar la estatua sí mismos desde el lugar donde se habían puesto. Obispo Pavy tomó el asunto en sus manos, y al día siguiente, la estatua fue a Nuestra Señora del Barranco (Una pequeña capilla fundada por los dos "Demoiselles de Notre-Dame de Fourvière", Agarithe).

El 20 de septiembre de 1857, la "Virgo Fidelis", en adelante "Nuestra Señora de África'', fue instalada en una capilla provisional al lado de lo que sería la Basílica de Nuestra Señora de África. Los trabajos en que comenzó el 27 de febrero de 1858.

El 14 de noviembre de 1866, el obispo Pavy murió. Su sucesor, Mons. Lavigerie, terminó la construcción de la iglesia, que se consagró el 2 de julio de 1872. El 04 de mayo del año siguiente, se instala la estatua de Nuestra Señora de África en el nuevo santuario.

Varios años más tarde, el obispo pidió Lavigerie a Pío IX el favor de coronar la estatua de Nuestra Señora de África. El 30 de abril de 1876, después de leer las dos Breves Pontificios, una diadema preciosa se ​​colocó sobre la cabeza de la Virgen. A partir de este día, la iglesia de Nuestra Señora de África se convirtió en una basílica.

A medida que transcurrían los años, las bendiciones de Nuestra Señora de África fueron extendiéndose a toda África.
traducido por mallinista 
(fuente: www.mafrome.org)

martes, 29 de abril de 2014

29 de abril: Nuestra Señora de la Fe de Amiens

No muy lejos de la pequeña ciudad de Dinant, en el país de Lieja,  cerca de un hogar, dos magníficos robles vez crecieron. Uno de los dos viejos árboles venerables fue derribado en el año 1609 para obtener la madera. El trabajador que inspeccionó el árbol encontró en su interior de una pequeña estatua de la Madre de Dios entronizada por así decirlo, con tres barras de hierro que servían de un enrejado. Al parecer, algún alma piadosa cristiana había colocado la santa imagen en un hueco de la madera de roble, como como si fuera un nicho. Luego, con el paso del tiempo, el árbol fue escondiendo en su seno la figura preciosa.

En honor a la Virgen, la estatua fue exhibida posteriormente en el otro roble, una vez más detrás de una reja de hierro, por orden del Barón de Celles. En este nuevo Santuario de la Madre de Dios fue honrada con el título de Nuestra Señora de la Fe. Los que pasaban por no dejaron de venerar la estatua y hubo muchas curaciones inesperadas. Gracias de todo tipo se multiplicaron, y pronto los peregrinos comenzaron a reunirse a la zona debido a los milagros deslumbrantes .

Un sacerdote de la Compañía de Jesús había sido enviado recientemente a Gravelines. Él trabajó con diligencia para cultivar las almas, como si sobre una vid fecunda, y por sus sermones excitados los pueblos de la región a un mayor amor por la Madre de Dios. Al ver que esta devoción había echado raíces en la gente, se reunió con el magistrado local para discutir sobre cómo mantener y aumentar la piedad del pueblo. Se decidió que debían hacer réplicas de la estatua de Nuestra Señora de la Fe, hecho de la madera de la primera encina. Cuando se completó la primera, se observó que la imagen tenía un gran parecido con el original. La imagen fue recibida con gran alegría, fue colocada en un gran relicario sobre el altar mayor de la iglesia parroquial.

La imagen de María, Nuestra Señora de la Fe ("Notre Dame de Foy"), fue entronizada solemnemente por el obispo de St. Omer en la fiesta de la Ascensión. Desde el año 1622, fue honrada por grandes asambleas de fieles. Un gran número de milagros ocurrieron y siguen ocurriendo todos los días.

Para satisfacer el celo piadoso de los fieles, la venerada imagen de Nuestra Señora de la Fe fue reproducida y divulgada entre la gente. El roble, que durante tantos años había contenido la imagen, sirvió a este propósito, ya que se utilizó su madera para crear otras estatuas similares de Nuestra Señora de la Fe. Se distribuyeron a las iglesias en Bailleul, Dilingue, Gravelines, Huy, Lille, Lobbes, Marchiennes Montmartre, Saint- Omer , Oudenbourg, Reims, Ruislip, un D' Furnes, entre otras. Estas ciudades tuvieron el honor de poseer esta imagen de María y dieron la bienvenida a la estatua , hecha de la misma madera del árbol de la Fe. En todas estas diversas localidades de Nuestra Señora de la Fe comenzó a obrar maravillas.

De todas las imágenes de madera modelo de la Virgen original, la más famosa quizá es la que se conserva hoy en la catedral de Amiens. La estatua fue colocada en la iglesia de los religiosos agustinos a principios del año 1629, cuyo monasterio estaba situado en la parroquia de San Miguel. A partir del 3 de mayo de ese año sucedieron los milagros y pronto , por orden del obispo de Amiens Francois Le Febvre de Caumartin , formaron una comisión para estudiar y llevar a cabo las investigaciones científicas de esos hechos extraordinarios. Concluyó reconociendo canónicamente la devoción a la imagen y publicó cuatro grandes milagros que se habían producido, además de ser el más llamativo el de la resurrección de un niño muerto.

He aquí algunos detalles que recuerdan este prodigio memorable. Un niño había caído en un pozo y enterrado durante varias horas. Los devotos cristianos que lucharon para rescatarlo hicieron todo lo posible por reanimarlo pero fue en vano. Por último, el pueblo tomó al niño delante de la estatua de Nuestra Señora de la Fe y se arrodillaron a orar con confianza para pedir por la intercesión de Nuestra Señora. Inmediatamente, el niño mostró signos de vida y despertó como si de un sueño .

En Gravelines, había habido un niño que murió al nacer. Mientras que él estaba siendo preparado para su entierro, su madre doliente invoca a María en la imagen de Nuestra Señora de la Fe. De repente, un calor vivificante propagarse a través del cuerpo helado del niño, que entonces comenzó a llorar y agitar sus manos pequeñas. El niño recibió el bautismo y pudo vivir su vida junto a su madre.

Durante la peste del año de 1634 que asoló a Amiens, la gente de la ciudad realizó una procesión por las calles de la ciudad con la imagen de Nuestra Señora de la Fe; el obispo presidió la ceremonia y se celebra la Misa Pontifical. Pronto, la plaga cesó.

Todos estos prodigios (y muchos otros más) tuvieron un efecto enorme entre la gente.

Tiempo después, la imagen de Nuestra Señora de la Fe fue escondida para protegerlo de los impíos durante la época de la Revolución Francesa. Después, la imagen fue devuelta a la Iglesia, pero la Virgencita se perdió en la inmensidad de la catedral, y recibió el homenaje de las pocas almas que conocieron y recuerdan .

traducido por mallinista 
(fuente: www.roman-catholic-saints.com)

lunes, 28 de abril de 2014

28 de abril: Nuestra Señora de Quito

Esta milagrosa imagen de la Virgen de Quito en la actualidad en la capital de Ecuador se dice que data de la primera colonia española allí en el año 1534. Por lo menos, ha sido venerada allí por un largo tiempo, y se le llama popularmente por el pueblo de Quito Nuestra Señora del terremoto.

La pintura representa a la Virgen de los Dolores, y en los primeros años del siglo XX, la devoción a María bajo el título de Nuestra Señora de Quito fue introducido en Inglaterra por los frailes Siervos de María en Londres. El Papa San Pío X les concedió una indulgencia para los que deseen rezar ante su imagen, y la devoción fue promovida en gran medida en Inglaterra por las Hermanas del Santo Niño Jesús, la congregación de la Madre Cornelia Connelly. La imagen original en Quito fue coronada solemnemente en 1918.

El 20 de abril de 1906, treinta y seis niños que asisten al colegio de los Padres Jesuitas en Quito, Ecuador, junto con el Padre Andrew Roesch, fueron testigos del primer milagro de este famoso cuadro de la Virgen. Mientras que en el refectorio todos vieron a la Santísima Madre lentamente abrir y cerrar los ojos. El mismo milagro se produjo no menos de siete veces después de eso, a favor de los chicos en la escuela, pero esta vez en la capilla a la que se había tomado la fotografía.

Autoridades eclesiásticas pronto investigaron estos incidentes y, finalmente, se llegó a la conclusión, de que la imagen fuera transferida en procesión desde el colegio hasta la iglesia de los Padres Jesuitas.

Una vez en la iglesia, el prodigio se repitió varias veces antes de que las grandes multitudes, y muchas, muchas conversiones se produjo a causa de estos milagros. Hubo un tiempo en que el asombro continuó durante tres días consecutivos. En Riobamba, ante una fiel reproducción de la Virgen de Quito, el mismo asombro fue visto por más de 20 personas, incluido el presidente de la ciudad. En Quito la imagen es conocida como la Dolorosa del Colegio.

(fuente: www.roman-catholic-saints.com)

domingo, 27 de abril de 2014

27 de abril: Nuestra Señora de "La Moreneta"

La Virgen de Montserrat, conocida popularmente como "La Moreneta" es la patrona de Cataluña y es una de las siete Patronas de las Comunidades Autónomas de España. Está situada en el Monasterio de Montserrat, es un símbolo para Cataluña y se ha convertido en un punto de peregrinaje para creyentes y de visita obligada para los turistas.

 Según la leyenda, la primera imagen de la Virgen de Montserrat la encontraron unos niños pastores en el año 880. Tras ver una luz en la montaña, los niños encontraron la imagen de la Virgen en el interior de una cueva. Al enterarse de la noticia el obispo, intentó trasladar la imagen hasta la ciudad de Manresa pero el traslado fue imposible ya que la estatua pesaba demasiado. El obispo lo interpretó como el deseo de la Virgen de permanecer en el lugar en el que se la había encontrado y ordenó la construcción de la ermita de Santa María, origen del actual monasterio.

La imagen que en la actualidad se venera es una talla románica del siglo XII realizada en madera de álamo. Representa a la Virgen con el niño sentado en su regazo y mide unos 95 centímetros de altura. En su mano derecha sostiene una esfera que simboliza el universo; el niño tiene la mano derecha levantada en señal de bendición mientras que en la mano izquierda sostiene una piña.

Con excepción de la cara y de las manos de María y el niño, la imagen es dorada. La Virgen, sin embargo, es de color negro, lo que le ha dado el apelativo popular de La Moreneta (la morenita). Pertenece al grupo de las llamadas virgen negra que tanto se extendió por la Europa románica y cuyo significado ha dado lugar a múltiples estudios. Si bien en este caso su color parece ser el resultado de la transformación del barniz de su cara y de sus manos a causa del paso del tiempo.

El 11 de septiembre de 1844, el Papa León XIII declaró oficialmente a la Virgen de Montserrat como patrona de la diócesis de Cataluña. Se le concedió también el privilegio de tener misa y oficios propios. Su festividad se celebra el 27 de abril.

La Virgen de Montserrat fue la primera imagen mariana de España en recibir la Coronación Canónica ya en 1881, seguida de la Virgen de la Merced de Barcelona (1886), la Virgen de la Candelaria de Tenerife, Patrona de Canarias (1889), la Virgen de los Reyes de Sevilla (1904) y la Virgen de la Misericordia de Reus (1904).

A la Virgen de Montserrat se la conoce popularmente como "La Moreneta" (La Morenita). En España existen otras vírgenes negras conocidas con el nombre de "morenita" o "moreneta", como la Virgen de Lluc (Mallorca) o la Virgen de Candelaria (Tenerife).


Réplicas de la imagen

- Canarias (España): En la Iglesia Matriz de la Concepción de la ciudad de San Cristóbal de La Laguna (Tenerife), hay una pequeña imagen de la Virgen de Montserrat situada debajo de uno de estos retablos. En la isla de La Palma en el municipio de San Andrés y Sauces, en la Iglesia gótica de Nuestra Señora de Montserrat de los Sauces (fundada en 1513, por conquistadores y colonos catalanes) se venera una talla de la Virgen de Montserrat, que es además la patrona de este municipio. La fiesta es del 1 al 15 de septiembre.

- Perú: En la ciudad de Lima (Perú) se venera desde fines del siglo XVI una réplica de la Virgen, en la parroquia de Nuestra Señora de Montserrat, ubicada en el Jr. Callao nº 842, Cercado de Lima. El antiguo barrio extramuros lleva el nombre de Montserrat y sus fiestas se realizan todos los segundos domingos de septiembre en que la Hermandad realiza la Romeria, Novena y Procesión.

- Guatemala: En la Diócesis de Santiago de Guatemala existe una parroquia dedicada a la Virgen de Montserrat. Su fiesta patronal se celebra el 27 de abril.

- Colombia: Además en el Santuario de Monserrat, en Bogotá, existe una réplica de la citada Vírgen "Negra" o "Moreneta".

- El Salvador: En El Salvador existe una pequeña comunidad llamada Colonia Montserrat ahí se encuentra la parroquia que lleva el mismo nombre, se celebra el día 27 de abril, además ella es la patrona de los telecomunicadores de ese mismo país.

- Venezuela: Igualmente en Venezuela, en el municipio Urdaneta del Estado Lara, se encuentra la Virgen de Monserrat, específicamente en la comunidad San Pedro de Monserrat. Su fiesta se celebra el 27 de abril. Festividades que son muy concurridas, debido a la cantidad de milagros que ha realizado Nuestra Señora de Monserrat, como también es conocida esta virgen morena. Cabe destacar que la Virgen de Monserrat o mejor conocida como la Virgen Morena es Patrona del Municipio José Ángel Lamas, el cual se encuentra ubicado en el Edo. Aragua. Sus fieles devotos celebran su día el 08 de septiembre venerando a su Patrona con ofrendas florales y realizando actividades religiosas en honor a ella.

- Brasil: En Brasil, existe una réplica en la ciudad de Santos (estado de São Paulo) en la Igreja da Ordem Terceira do Carmo. También la Virgen de Montserrat es la patrona de Santos, y su fiesta se celebra el 8 de septiembre. El "Santuário de Nossa Senhora do Monte Serrat" (1603) se encuentra en la cima del "Monte Serrat" en Santos y las festividades son muy concurridas.

- México: En México, se venera en el Templo del Ex-Convento de San Bernardino de Siena en Taxco de Alarcón, Guerrero, siendo una talla exacta de la original de Cataluña y se festeja el 27 de abril, es considerada patrona de la mujeres embarazadas.

- Argentina: Exactamente en San Miguel de Tucumán, provincia de Tucumán, al noroeste del país, se encuentra la parroquia de Nuestra Señora de Montserrat, cuya imagen que es una replica exacta de la original y traída de su lugar de origen es venerada desde el año 1957. Llegada de la mano del sacerdote Joaquín Cucala Boix que trajo la devoción de la llamada "Moreneta" y con el ímpetu que lo caracterizaba fundó el templo en 1961, un establecimiento educativo para niños y jóvenes de la comunidad naciente. El establecimiento lleva el nombre de Colegio Nuestra Señora de Montserrat dedicado a los niños y El Instituto Nuestra Señora de Montserrat avocado a la enseñanza de adolescentes. Se festeja su día el 27 de abril.


NOVENA A NUESTRA SEÑORA DE MONTSERRAT

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. AMÉN

ORACIÓN A NUESTRA SENORA DE MONTSERRAT: Oh Madre Santa, Corazón de amor, Corazón de misericordia, que siempre nos escuchas y consuelas, atiende a nuestras súplicas. Como hijos tuyos, imploramos tu intercesión ante tu Hijo Jesús. Recibe con comprensión y compasión las peticiones que hoy te presentamos, especialmente [se hace la petición]…………………………………
¡Qué consuelo saber que tu Corazón está siempre abierto para quienes recurren a ti! Confiamos a tu tierno cuidado e intercesión a nuestros seres queridos y a todos los que se sienten enfermos, solos o heridos. Ayúdanos, Santa Madre, a llevar nuestras cargas en esta vida hasta que lleguemos a participar de la gloria eterna y la paz con Dios. Amén. ¡Nuestra Señora de Monserrate, Ruega por nosotros!

ACTO DE CONTRICCIÓN ( Hacerlo cada día)

Señor mío Jesucristo, Dios y hombre verdadero. Creador, Padre y Redentor mío: por ser vos quien sois y porque os amo sobre todas las cosas: a mí me pesa de todo corazón haberte ofendido porque eres infinitamente bueno y digno de ser amado. Firmemente resuelvo con la ayuda de tu gracia, confesar mis pecados: hacer penitencia y enmendar mi vida. AMÉN

ORACIÓN PREPARATORIA PARA TODOS LOS DÍAS

¡Oh, María, Madre mía amabilísima! Yo me ofrezco hoy a Tí y te consagro para siempre todo lo que me resta de vida; mi cuerpo con todas mis miserias; mi alma con todas sus flaquezas, mi corazón con todos sus afectos y deseos; todas mis oraciones, trabajos, amores, sufrimientos y combates; en especial mi muerte con todo lo que la acompaña, mis últimos dolores y mi última agonía. Y todo esto ¡Oh María! Y cada una de estas cosas en particular las uno para siempre e irrevocablemente a tu amor, a tus lágrimas, a tus sufrimientos.
¡Dulcísima Madre de Monserrate! Acuérdate de mí y de la consagración que de mi persona te hago. Y si yo, vencido por el desaliento o la tristeza, por la perturbación o el desvarío, llegara alguna vez a olvidarme de Tí… Entonces ¡Madre Mía! Te pido y te suplico insistentemente por el amor que tienes a Jesús, que me protejas como Madre, que me vuelvas a convertir en fiel discípulo de tu Hijo y que a ejemplo tuyo le sirva y adore a Él que es nuestro único Salvador y Redentor. ASÍ SEA.

(Ahora se rezan las oraciones del día correspondiente)

ORACIÓN PARA EL DÍA PRIMERO

Os alabo, bendigo y glorifico, soberana Reina de Monserrate por ser la Madre de Dios, ya que por obra y gracia del Espíritu Santo se encarnó el Verbo Divino en vuestras purísimas entrañas. Os pido para mi alma, fidelidad y constancia en el servicio a mi Dios y Señor Jesucristo. Se repite al terminar la oración correspondiente de cada día: Escucha benignamente mi petición e intercede por mí ante el trono de tu Hijo, si es que lo que pido conviene a mi eterna salvación. ASÍ SEA. (Hágase en silencio la petición que desee alcanzar) Jaculatoria: “Favoréceme Divina Señora de la Monserrate” (Se rezan 3 Ave Marías, luego la Oración Final)

ORACIÓN FINAL PARA TODOS LOS DÍAS

Acordaos, Oh Piadosa Virgen María, que jamás se ha oído decir que ninguno de los que han recurrido a vuestra protección, implorado vuestro auxilio, reclamado vuestro socorro, haya sido desamparado de vos. Animado en esta confianza, a vos acudo oh Madre, Virgen de las vírgenes; a vos vengo; en vuestra presencia me pongo arrepentido pecador. No desprecies mis súplicas, ¡Oh Madre del Verbo Divino!, antes bien escuchadlas, propicia y atendedlas. ASÍ SEA.

ORACIÓN PARA EL DÍA SEGUNDO: Os alabo, bendigo y glorifico, soberana Reina de los Ángeles por haber sido redimida de modo eminente, en previsión de los méritos de tu Hijo, y unida a Él con un vínculo estrecho e indisoluble. Os pido para mi alma la gracia de nunca más pecar ni abandonar a mi Dios y Señor Jesucristo.

ORACIÓN PARA EL DÍA TERCERO: Os alabo, bendigo y glorifico, soberana Reina de los Patriarcas, pues estas enriquecida con la suma prerrogativa y dignidad de ser Madre de Dios Hijo, y por eso, eres hija predilecta del Padre y Sagrario del Espíritu Santo. Os pido para mi alma ser siempre hijo fiel de la Iglesia Católica que predica el único Evangelio de Cristo y te venera como Madre de Dios.

ORACIÓN PARA EL DÍA CUARTO: Os alabo, bendigo y glorifico, soberana Reina de los Profetas, que aunque hija de Adán, fuiste hallada llena de gracia ante los ojos del Padre Celestial y eres verdaderamente madre de todos nosotros los hermanos de Cristo. Os pido para mi alma amar siempre a mi prójimo como a mí mismo, según nos enseñó mi Dios y Señor Jesucristo.

ORACIÓN PARA EL DÍA QUINTO: Os alabo, bendigo y glorifico, soberana Reina de los Apóstoles, porque así como la desobediencia e incredulidad de Eva nos encadenaron al pecado y a la muerte, tu obediencia y tu fe se ofrecieron al Padre para que Jesucristo nos liberara de las cadenas de pecado y de la muerte. Os pido para mi alma que en la gloriosa mañana de la resurrección final pueda estar junto a ti gozando de la eterna visión de la Santísima Trinidad.

ORACIÓN PARA EL DÍA SEXTO: Os alabo, bendigo y glorifico, soberana Reina de los Mártires por los siete dolores que atravesaron tu inmaculado corazón y que aceptaste humildemente por amor a Dios y a los hombres. Os pido para mi alma aceptar con resignación cristiana las pruebas y sufrimientos que el Señor permita que reciba y así unirme a su dolorosísima pasión y muerte.

ORACIÓN PARA EL DÍA SÉPTIMO: Os alabo, bendigo y glorifico, soberana Reina de los Confesores por el ejemplo tan perfecto de entrega total a Cristo que nos habéis dado, siguiendo siempre sus pasos desde Belén hasta el Calvario. Os pido para mi alma la gracias de ser siempre fiel imitador de mi Dios y Señor Jesucristo.

ORACIÓN PARA EL DÍA OCTAVO: Os alabo, bendigo y glorifico, soberana Reina de la Vírgenes porque el Padre Celestial os creó llena de gracia desde el primer instante y por eso os llamarán bienaventurada todas las generaciones. Os pido para mi alma, ya que perdí la inocencia por el pecado, recuperar la gracia que Cristo nos mereció con Su Sacrificio de la Cruz.

ORACIÓN PARA EL DÍA NOVENO: Os alabo, bendigo y glorifico, soberana Reina de la Paz porque fuiste madre de la única fuente de paz y amor que hay en el universo y en cuyas aguas que manan hasta la eternidad, bebiste Tú, Madre y Señora Nuestra. Os pido para mi alma ser un ser de verdadero hijo de la paz y para que también reine en mí como reina en Tí, mi Dios y Señor Jesucristo.


Himno a la Virgen de Montserrat

Rosa de abril, morena de la sierra
Virgen de Monserrat;
Ilumina acuesta vuestra tierra,
al cielo nos guiad.

Alba feliz de estrellas coronada,
ciudad de Dios en que David soñó;
A vuestros pies la luna colocada,
la luz del sol vestido ofreció.

De Puerto Rico sois la princesa
de Borinquén luz que ampara la nación;
Del alma fiel pilar sed de firmeza,
del pecador puerto de salvación.

Consuelo sed de quien la patria añora
Sin ver jamás el bello Monserrat;
En tierra y mar oíd al que os implora
Y el corazón del malo a Dios tornad.

Tu nombre de principio a nuestra historia,
Que Monserrat es nuestro Sinaí:
Seamos pues, las gradas de la gloria
Ese peñón creado para ti.

(fuente: www.oblatos.com)

sábado, 26 de abril de 2014

26 de abril: Nuestra Señora del Buen Consejo

Milagrosamente se trasladó de Albania a Genazzano, Italia como respuesta a las plegarias.

Mucho antes de la venida de Cristo, el pequeño pueblo de Genazzano, a treinta millas de Roma, construyó un templo a Venus, la diosa pagana del amor, a la que le tenían particular adhesión. Allí se le ofrecía culto y celebraban grandes fiestas en su honor, especialmente el 25 de abril. Todos los años la gente de Genazzano gozaba de las festividades bailando y cantando.

En el siglo IV de nuestra era, cuando el cristianismo había sido públicamente reconocido en el Imperio Romano, el Papa San Marco (336d.C.) mandó construir una iglesia en una colina sobre el pueblo, no muy lejos de las ruinas del antiguo templo pagano. La iglesia, firme y fuerte pero pequeña y sencilla, fue dedicada a Nuestra Señora del Buen Consejo. A sabiendas del amor que la gente de Genazzano le tiene a las fiestas y celebraciones, el Papa declaró el 25 de abril (fecha de las antiguas fiestas paganas), como día de celebración cristiana en honor de Nuestra Señora del Buen Consejo. La Iglesia respeta las costumbres de los pueblos pero siempre busca purificarlas de todo error y elevarlas hacia Dios.

A través de los siglos, Nuestra Señora fue honrada de manera especial en la pequeña iglesia de la colina, la cual se puso a cargo de los frailes de la Orden de San Agustín en 1356. Con el tiempo, el uso y los desgarros comenzaron a afectar el anciano templo. Para el siglo XV, la iglesia se había venido desvencijando tanto que algunos temían su total colapso. Pocos, sin embargo, parecían tener interés en repararla, posiblemente porque había iglesias más nuevas y mejores en el pueblo.

Una viuda santa, Petruccia de Geneo, que amaba a la Virgen devotamente, se sintió inspirada a reconstruir la iglesia. Deseaba que la iglesia fuera más grande y más bonita, más apropiada para la Madre de Dios. Confiando en Nuestra Señora, Petruccia contrató trabajadores y constructores, compró también los materiales y vio las paredes subir. Sus vecinos la observaron por un tiempo en silencio, luego comenzaron a burlarse de ella, especialmente cuando les pedía ayuda.

Petruccia no podía comprender la actitud que sus vecinos y pensaba que su amor a Nuestra Señora los inspiraría a ofrecer ayuda. Pero los corazones no estaban para eso. Ellos sabían que construir una iglesia grande y bonita era un gran proyecto y que Petruccia tenía dinero, pero no lo suficiente. Percibían la obra como un acto de orgullo y presunción por parte de Petruccia y la criticaban. Cuando la obra tuvo que detenerse por falta de fondos, las paredes sin terminar fueron nombradas "la locura de Petruccia".

Probablemente Nuestro Señor permitió todo esto para fortalecer el amor y la confianza de Petruccia. La envidia, la falta de caridad, y los desacuerdos purifican y prueban toda obra de Dios. Ella no dejó dominar por los obstáculos; estaba determinada a hacer todo lo que pudiese para ver la iglesia completada. Sentía que Nuestra Señora había inspirado el trabajo y que Ella lo apoyaría cuando fuese su tiempo. Decía que algún día "una gran Señora vendría a tomar posesión de ella". Petruccia entonces recurrió a sacrificios y oraciones más fervorosas.

Un poco después, durante la fiesta del pueblo, el 25 de abril, día de San Marcos de 1467, muchas personas estaban congregadas en la plaza del mercado pasando un buen rato-- festejando, bailando y cantando. No se sabe por que ya no rendían honor a Nuestra Señora del Buen Consejo en ese día, como lo habían hecho sus antepasados en siglos anteriores. Probablemente a través de los siglos su devoción por Nuestra Señora se había disminuido, pero habían conservado el amor por las fiestas.

En medio de las fiestas, alguien vio una nube encopada flotando bien bajo a través del claro cielo azul. El asombro paralizó el baile y el canto. Toda la atención fue puesta en la nube que bajaba despacio y que finalmente se detuvo en un borde angosto de las paredes sin terminar de la iglesia de Petruccia. La nube se abrió gradualmente, y en su centro apareció una bellísima pintura de Nuestra Señora con el Niño Jesús. Todas las campanas del pueblo comenzaron a sonar sin la ayuda de manos humanas.

Atraídos por el inesperado y fuerte repicar de las campanas, la gente de las villas aledañas se apresuró a Genazzano para averiguar la causa. Mientras tanto, al escuchar del milagro, Petruccia, que estaba orando en casa, se apresuró a la iglesia para arrodillarse ante la pintura. Llena de alegría dijo que ella sabía que Nuestra Señora vendría a tomar posesión de su iglesia. Toda la gente se le unió en las alabanzas a Nuestra Señora.

Nadie conocía la procedencia de la pintura ni la había visto antes. Pronto una maravillosa lluvia de gracias y milagrosas curaciones comenzaron a suceder. En solo cuatro meses, 171 milagros fueron archivados. La gente comenzó a llamar a la imagen "Nuestra Señora del Paraíso" porque creían que había sido traída a Genazzano por manos de los ángeles ocultos en la nube encopada. Otros, por los numerosos milagros, la llamaban "Nuestra Señora de los Milagros".

Durante este tiempo, dos extranjeros procedentes de Scutari, Albania, llegaron a Genazzano buscando la milagrosa pintura de la Virgen. Ellos contaron su testimonio. Scutari fue la última ciudad tomada por los turcos en su invasión de Albania. Cuando comprendieron que ya no podían resistir más, le pidieron consejo a la Virgen sobre qué hacer para mantener su fe católica en aquellas circunstancias. Esa noche, ante el asombre de los dos albaneses la imagen de la Virgen se desprendió de la pared y elevándose por los cielos se comenzó a trasladar lentamente hacia el oeste. Así pudieron seguirla, cruzar el mar adriático que separa Albania de Italia, hasta que llegaron a Genazzano. Así decidieron quedarse en Genazzano para vivir cerca de su Señora, que también se había refugiado.

Cuando el Santo Padre en Roma escuchó acerca de la pintura y de sus muchos milagros, mandó a dos obispos como comisionados a examinar y estudiar los acontecimientos extraordinarios. Después de una cuidadosa investigación, el Papa y los comisionados quedaron convencidos de que la pintura era verdaderamente Nuestra Señora del Buen Consejo, que había sido venerada por siglos en el pequeño pueblo de Scutari. El espacio vacío con las dimensiones exactas donde había estado la pintura en la iglesia fue evidente para todos. La imagen- del espesor de cáscara de huevo- había sido pintada sobre el yeso de la pared. Ninguna habilidad humana podría haber tomado con éxito la pintura de la pared sin romperla. Ninguna mano humana podría haberla traído a través del mar Adriático y colocarla en el borde angosto de la iglesia sin sujetarla.

Naturalmente, la iglesia de Petruccia fue completada. Más bien, hubo tantas donaciones y fue ofrecida tanta ayuda que se convirtió en una bella basílica. La pintura fue puesta en un relicario maravilloso con un marco de oro adornado con piedras preciosas. Más tarde dos coronas de oro enviadas por el Vaticano fueron colocadas en las cabezas de la Madre y el Niño. La pintura aún está en la iglesia, "la locura de Petruccia". Los monjes Agustinos son los guardianes especiales de la iglesia y de la pintura milagrosa.

La basílica ha sido afectada por los siglos. Sufrió particularmente por la Segunda Guerra Mundial ya que para arrestar el avance de los Aliados, los alemanes no dudaron en bombardear las iglesias. En Genazzano, el santuario de Nuestra Señora no se libró. Una bomba explotó en el con toda fuerza. El altar mayor fue completamente destruido, todas las pinturas y las estatuas en las paredes alrededor se vinieron abajo, pero la milagrosa pintura de Nuestra Señora del Buen Consejo, se mantuvo perfectamente intacta, tan bella como cuando Petruccia la vio por primera vez.

Nuestra Señora tiene los ojos parcialmente bajos como si estuviera escuchando con intensidad. Su vestido verde oscuro está adornado con un borde de oro. Su manto azul oscuro cubre su cabeza y sus hombros y cubre parcialmente al Niño Jesús, quien tiene una mano alrededor del cuello de su Madre. Su mejilla toca la de ella, y su mano izquierda está sosteniendo el cuello de su vestido. El vestido rojo del Niño está adornado con un borde de oro. La expresión en ambos, Madre e Hijo es de una profunda atención. El Niño Jesús parece que está listo para susurrarle algo a Su Madre. Es una pintura sencilla pero atractiva.

En los últimos cuatro siglos innumerables peregrinaciones y muchos milagros han ocurrido en el santuario de Nuestra Señora, Madre Amorosa que es para todos un tesoro de la gracia divina. Acude a ella con tus pequeños problemas; ve a ella con tus grandes problemas; confía en su guía. Ella es verdaderamente Nuestra Señora del Buen Consejo.

Las palabras "Madre del Buen Consejo" fueron insertadas por Pío IX a las letanías de la Virgen María.

Fuente: LeBlanc, Sr.M. Francis, O.Carm., Cause of Our Joy. Boston: Pauline Books and Media, 1976.

(fuente: www.mariamadrededios.com.ar)

viernes, 25 de abril de 2014

25 de abril: Nuestra Señora de los Reyes de El Hierro

“La Virgen vino en barco. Se la cambiaron los pastores por queso, leche y lana. La pusieron en la Cueva del Caracol. La Virgen se diba de noche a un llanito y los curas predicaban que no quería estar en la cueva. Luego los pastores la pusieron en la cueva, y así varias veces. Al final ganaron los curas.”
 Juan Cejas (El Folklore en la isla de El Hierro, Manuel J. Lorenzo Perera)

La llegada de la Virgen a El Hierro está envuelta en el misterio y la leyenda, no conservándose documentación al respecto del cómo o el por qué llego hasta la isla, por lo que las únicas fuentes que relatan la llegada son orales que han pasando de generación en generación.)

Estas fuentes sitúan la llegada el 6 de enero de 1546 en un barco que viajaba hacia tierras americanas, y que arrastrado por una tormenta llegó a las costas de La Dehesa. Allí contactaron los tripulantes con los habitantes de la zona que intercambiaron la imagen por víveres. Este relato oral, recogido por algunos historiadores, también recoge como la tripulación trata de marchar de la isla llevándose la imagen, y como el barco no navega, “la Virgen quiere quedarse en El Hierro”, atribuyen algunas fuentes.)

Son los pastores los que sitúan en primera estancia la imagen en la zona del Caracol, en la hoy conocida como Cueva de la Virgen, y la bautizan como de Los Reyes en referencia a la festividad en que se produce su llegada, pasando a ser a su vez patrona de La Dehesa y de los ganados, dedicándole a su vez la festividad del 25 de abril “Fiesta de los Pastores”. Serán también los pastores los que buscan los recursos necesarios, por lo general donaciones, remate de ganado guanil y mano de obra, los que construyen la Ermita, en la que se celebra misa por primera vez el 25 de abril de 1577.)


La Imagen

La imagen de la Virgen de los Reyes ha sufrido numerosas variaciones con respecto a la que llegó en el siglo XVI a El Hierro, que con toda probabilidad no era una imagen de vestir, ni se corresponde con los cánones empleados en el Renacimiento para este tipo de representaciones, “bien pudiera haber ocurrido que su primitiva talla fuese cambiada o, por lo menos, transformada en la actual de vestir”. (Dacio Darias))

Algunas de las intervenciones realizadas en la imagen, sobre todo las más recientes, han quedado documentadas. El escultor Juan Bautista Padrón de la Guardia en 1869 la barnizó, en 1885 la retocó y en 1896 le añadió orejas, rebajó la frente mediante dos mechones de pelo.)

Nicolás Perdigón Oramas realizó en 1897 una de las más polémicas intervenciones, la cual llegó al punto de que los cambios realizados llevaron a pensar a los herreños que la imagen había sido cambiada por otra. Perdigón Oramas debió de especificar ante una comisión trasladada a La Orotava cuales fueron dichos cambios: incorporación de un maniquí, nuevos brazos respetando las manos, abrió un poco al boca y reforzó los párpados, eliminó los mechones añadidos por Juan Bautista, aunque añadió cabello en la frente, sobre las orejas y abultándolo en la nuca, además de cambiarle el color que pasó de negro a castaño. Perdigón de Oramas tuvo que rectificar su intervención para darle a la imagen un parecido más cercano al que tenía previamente.)

Durante el siglo XX se realizan numerosas intervenciones, sobre todo en fechas relacionadas con La Bajada, así se tiene constancia de los trabajos realizados por Francisco Ramos, Rafael Padrón y Ezequiel León.)

La imagen del Niño Jesús también ha sufrido variaciones, así el realizado por Juan Bautista Padrón de la Guardia (1885) difiere del actual.)


La bajada

“(..) que cada cuatro años que será el primero el año de mil setecientos cuarenta y cinco y de allí en adelante el mismo cómputo y respecto, pasará un Señor Beneficiado y los Clérigos que arbitran, los Señores Justicia y Regimiento y vecinos que no tuvieren legítimo impedimento al Santuario y Ermita de la Señora y con el mayor culto y veneración la conducirán a esta Villa (…)”)

El Hierro celebra este 2013 la LXVIII edición de La Bajada de La Virgen de los Reyes, una celebración que tiene se origen en el Voto del 29 de enero de 1741, celebrándose la primera de las ediciones en 1745.)

Dacio Darias sitúa en 1614 la primera ocasión en que los pastores acuden a La Villa para solicitar llevar a la Virgen de Los Reyes y dedicarle allí un novenario rogativo para paliar la pertinaz sequía que asolaba El Hierro. Petición que fue denegada, “pero entonces los pastores violentaron la puerta de la ermita y sigilosamente condujeron la Imagen, en la noche del 27 de marzo, hasta las cuevas de Lemos, de la novedad al Párroco, mediante unos toques en la puerta de su casa diciéndole: Padre cura. En las cuevas de Alonso de Lemos hay una prenda que debe vuesa merced recoger en seguida.”)

Una vez recogida la imagen se traslada ésta hasta la iglesia, y sin llegar a traspasar la puerta de entrada del templo, comienza a llover abundantemente por toda la isla.)

Una nueva crisis de sequía, ésta en 1740, establece la posibilidad de un nuevo traslado de la imagen a La Villa para ofrecerle una nueva rogativa tal y como ocurrió en el siglo anterior. Será traslada a mediados de enero de 1741. “El 21 de enero, último día del precitado novenario, las nubecillas, comenzaron su ascenso desde el mar, besando las cumbres sedientas y áridas. (…) Pronto llovió a cantaros”.)

Es en esta ocasión cuando se decide establecer de manera regular la llegada de la Virgen a la capital herreña, para lo cual se establece el Voto, a modo de compromiso y promesa.)

Hay que tener en consideración el significado que las crisis de sequía tiene para El Hierro, una isla de marcado acento ganadero en su economía, y que vive estos periodos de escases de lluvias como auténticas tragedias que acarrean paralelamente hambre y epidemias, a la vez que suponen una subida de la mortandad general, tanto de la población como de la fuente de subsistencia, el ganado. )

La Bajada recibe su nombre con toda probabilidad del último tramo del camino, cuando este desciende de la zona central de El Hierro hacia la capital herreña, algo muy común entre los herreños el definir la pendiente del camino con respecto al punto de partida o llegada. De igual manera La Subida adquiere ese denominación, en este caso, al tomar como referencia la salida desde Valverde en dirección a La Dehesa.)

Poco ha trascendido de las celebraciones anteriores al siglo XX, pero es de suponer que éstas han ido evolucionando al igual que lo ha hecho cultual y socioeconómicamente El Hierro.)

El cambio más significativo es el traslado del mes de celebración que pasó de mayo a los meses de verano en la edición 1965, adaptando la fecha de celebración al cada vez más extendido periodo vacacional estival, propiciando que pudiesen unirse tanto los herreños que vivían fuera de la isla como los visitantes interesados en conocer esta tradición.)

Así mismo también hay que señalar la salida de la Patrona hacia los pueblos de las medianías visitando las diferentes parroquias una vez finalizado el Novenario.)

(fuente: www.bajadaelhierro.es)

jueves, 24 de abril de 2014

24 de abril: Nuestra Señora del Buen Aire

La colina de Nuestra Señora de Buenos Aires se encuentra a Sureste de Cagliari.

En 1323 el Rey Alfonso de Aragón puso allí su base militar para conquistar la ciudad de Cagliari e hizo construir un castillo fortificado y una Iglesia.

En 1335 el Rey hizo dono de la Iglesia a los Fraile de la Orden de Nuestra Señora de la Merced para construir allí un convento donde todavía viven los monques. La Orden de Nuestra Señora de la Merced fue fundado en Barcelona por San Pedro Nolasco para liberar a los esclavos cristianos de los moros: muchas redenciones fueron efectuadas por los religiosos del Convento de Buenos Aires.

En 1370 un velero salpado de España se halló de improviso en una tormenta. El cargo fue echado en mar, y entre ést una pesante caja; pero como ésa toca el agua regresa pronto el buen viento. La caja se dirigió hacia el puerto de Buenos Aires donde los Religiosos la recogen y la abren: el contenido revela a sus ojos una maravillosa estatua de la Virgen que tenía el niño Jesus en la mano izquierda mientras en la derecha una candela encendida.

De repente la devoción de la Virgen se difunde en toda la isla y en el mundo y en particular entre los marineros que la envocan como su protectora.

Por su devoción a la Virgen de Bonaria los conquistadores dieron el nombre a la capital de Argentina: Buenos Aires.

S. Pio X el 13 de Septiembre de 1907 declaró la Virgen de Buenos Aires Patrona Maxíma de Cerdeña.

Papa Pablo IV honró con su presencia las celebraciones de seis siglos el 24 Abril de 1970.

Papa Juan Pablo II vino como peregrino a Buenos Aires el 20 de Octubre de 1985.

La Autentica y preciosisima estatua de la Virgen de Buenos Aires que llegó en 1370 está situada en el abside del altar mayor del Santuario. La Estatua “de maravillosa belleza” (Lippi) es toda de madera de “algarrubo” y mide en altitud metros 1,56.


El Santuario

Es el primer ejemplo de estilo gotico-catalan construido en Cerdeña. Fue construido por los aragoneses dentro de 1324 y 1326.

El abside se halla colada en la torre aragonés ahora campanil unica cosa que queda de la fortificación construida por el Rey Alfonso de Aragón. Al centro del abside está situado el tron de la Virgen. El simulacro de la Virgen de Buenos Aires encuentra su apoyo sobre un piedistal de marmol y está clara la distancia entre el mosaico de oro.

A los lados del abside dos pequeñas puertas tienen la función como pasillo de los devotos que van a besar el simulacro de la Virgen. El buquecito de avorio, que está colgado en el centro del abside es del siglo XV. De manera misteriosa señala los vientos del Golfo de los Angeles. Es el más antiguo ex voto del Santuario. Los afrescos de la vuelta del presbiterio son de la pintora Gina Baldracchini.

En la primera capilla a la derecha está la pequeña estatua de la Virgen del Milagro, más antigua que el simulacro de la Virgen de Buenos Aires. La pequeña estatua se encuentra allí desde cuando surgió la iglesia (1325). La Virgen del Cardellino, el cuadro de la primera capilla a la derecha es de Michele Cavaro (1517-1584).


La Basílica

La construcción del gran tempio tuvo empiezo en 1704, retomato en 1910, fue terminado en 1926. En el mismo año Papa Pio XI tituló el tempio como Basilica Menor.

Con los bombardeos de 1943 fueron arruinados los afrescos y los oros que la rodeaban y adornaban. Los trabajos de restructuración fueron retomado en 1947 y se acabaron por la Pascua del 1998 gracias, en parte, a los apoyos economicos del Ayuntamiento de Cagliari.

El altar està acompañado con cuatro columnas de marmo verde; los “capitelli”, los angeles y los arcos son de cobre dorado. La capilla de los caidos con el bajorelieve da la piedad es obra de Montaldi.

En cambio el monumento dedicado a los caidos bajo el organ es de Francisco Ciusa.

El cuadro de la Capilla de la Sagrada Familia es del pintor de Napoles José Aprea. Los cuadros de las capillas de la Virgen de Fatima, de la Asunción y de los Ayudos, Santisimo, de la Imaculada, del Rosario son obras del pintor sardo Antonio Mura.

El cuadro de la capilla de la Virgen de la Merced es obra de la pintora Gina Baldracchini.


Fundación de la Ciudad de Buenos Aires

Al conocerse la historia de como la imagen había salvado a los marinos, y del milagroso desenlace, los navegantes comenzaron a venerarla y se convirtió en su patrona. Uno de esos navegantes fue el español Pedro de Mendoza. Este marino fue el primer Adelantado del Río de la Plata y en 1536 arribó a lo que llamó bahía de la Candelaria, en dicho río, sobre lo que hoy sería la bahía de la ciudad de Montevideo. Luego decidió esperar intencionalmente hasta el 2 de febrero, día de la Candelaria, para arribar a la costa oeste y fundar, al desembarcar, el asiento de Nuestra Señora del Buen Aire, hecho que es conocido actualmente como la primera fundación de la ciudad de Buenos Aires. Dos religiosos llevaron además una imagen de la virgen. La ciudad se abandonó posteriormente y Buenos Aires fue nuevamente fundada en otra posición por Juan de Garay en 1580.

En la actualidad, una imagen donada por la Federación Sarda Argentina hace medio siglo, se encuentra en la plaza Cerdeña, frente a la Dirección Nacional de Migraciones (Avenida Antártida Argentina 1355, Buenos Aires)de MELINA REQUENA.

(fuentes: www.bonaria.eu; wikipedia.org)

miércoles, 23 de abril de 2014

23 de abril: Nuestra Señora de Mende

En Francia encontramos la catedral de Mende, en la que se destaca una imagen de la Virgen María de tan solo 70 cm y que data del Siglo XI; más precisamente del año 1219. Esta es una imagen que se caracteriza por su piel negra.

El templo mariano fue destruido durante las guerras de religión y la Revolución. Actualmente, se conserva en la capilla de la ermita restos de la capilla.

Se dice que la imagen fue traída a Mende desde Oriente Medio entre los años 1212 y 1222 por un obispo y los cruzados. Su primera mención en los registros históricos data del año 1249. En un documento del año 1857 se enumeran las reliquias incrustados en la espalda de la imagen: pelos de la Virgen María, los pedazos de su ropa y su tumba, los fragmentos de la verdadera cruz, así como reliquias de los santos Pedro y Pablo." (Félix Buffière, Ce tant rude Gévaudan, volume I, p.937)

La imagen se salvó de los protestantes y los revolucionarios por las señoras devotas valientes que arriesgaron sus propias vidas por Ella. A pesar de ello, durante las guerras de religión, la imagen perdió sus manos y el niño Jesús. La supervivencia fue celebrada con una solemne coronación el día 15 de agosto de 1894, durante la fiesta de la Asunción de María al cielo, un día de fiesta nacional en Francia.

En la víspera del 50º aniversario de la coronación de la Virgen, en 1944, Mende fue ocupado por dos mil alemanes. Durante la tradicional procesión en honor a 15 de agosto de la Reina del Cielo, los custodios de la imagen mariana puso la ciudad bajo su protección y se comprometieron a celebrar el 50 aniversario de su coronación con toda la pompa y circunstancia que merece tan pronto como lo sería seguro hacerlo. Contra todo pronóstico, los festejos pudieron desarrollarse en paz.

traducido por mallinista 
(fuente: www.interfaithmary.net)

martes, 22 de abril de 2014

22 de abril: Nuestra Señora de Betharam

Pequeños pastores guardaban sus rebaños en la región de Betharam. De repente, para su sorpresa, vieron una llama brillante a través de las rocas; se acercan y en medio de las llamas no queman, descubren una estatua de la Virgen.

Los pastores deciden llevar la estatua a la iglesia parroquial pero, para asombro de todos, la imagen desaparece y es encontrada en el lugar del descubrimiento. Entonces, la gente comprende el mensaje y se decide construir allí mismo una capilla en honor a la Virgen.

De ahí en más, los milagros ocurren. Uno de ellos dio origen a la leyenda de la niña salvada de las aguas.

La capilla original era modesta, atrajo más y más peregrinos, lo que le valió a Betharram el siglo XV, la "Tierra Santa".


Tiempo después, quedaron prohibidas las procesiones de Corpus Christi, como así también la exposición de cruces, imágenes de santos. Todo lo que toca de cerca la religión católica es eliminado. Estos excesos dieron lugar a la intervención del Papa Pío V y el rey de Francia.

Tras el paso de las tropas de Montgomery, todo el Béarn permaneció bajo la dominación política de los protestantes, durante casi treinta años. Las parroquias quedaron bajo la administración de los pastores protestantes, asistidos por un consejo de ancianos .

El Edicto de Fontainebleau, promulgado por Enrique IV 15 de abril 1599 tuvo como objetivo poner fin a las presecusiones. Fue entonces que el obispo de Lescar inició las tareas para reconstruir la Capilla. En 1614, el prelado recibió permiso gubernamental para reconstruir. Esta es la capilla que vemos casi todos los días .


La vida fluía tranquilamente hasta la primavera de 1678, cuando una inundación repentina arrasó tanto con la iglesia, como el cementerio del pueblo y el puente. A pesar de la pobreza, la gente pidió reconstruir la iglesia.

traducido por mallinista
(fuente: www.lestelle-betharram.fr)

lunes, 21 de abril de 2014

21 de abril: Institución de la Cofradía de la Inmaculada Concepción, Toledo, España (1506)

Santa Beatriz de Silva
Fundadora de la Orden de la Inmaculada Concepción

1424 Nace en Campo Mayor (Portugal). Santa Beatriz de Silva está emparentada con la Reina de España Isabel la Católica, quien le ayuda a fundar la Orden de la Inmaculada Concepción, regalándole los palacios de Galeana y los trámites de aprobación.

1492 Muere en olor de Santidad.

1489 El 30 de Abril el Papa Inocencio VIII aprueba la O.I.C. por la bula "Inter Universa".

1511 Regla propia de la Orden de la Inmaculada Concepción. La otorga el Papa Julio II por la Bula “Ad statum prosperum”

1530 El 14 de Enero las Concepcionistas llegan a Veracruz, siendo las primeras evangelizadoras de América.

1926 El 28 de Julio, fue Beatificada por S.S. Pio XI.

1976 El 3 de Octubre, fue canonizada por S.S. Pablo VI, quien glosa su vida y obra en la Homilía

Su fiesta :17 de Agosto.


Nacimiento de la Orden de la Inmaculada Concepción
escrito por Sor Elvira García

Cuando llegó la hora de «instituir la nueva familia religiosa que estuviera consagrada a la Santísima Madre de Dios... Beatriz, con su singular prudencia y cristiana fortaleza, llevó a cabo la fundación de su Orden» (Bula de Canonización). Para ello, respetuosa ella misma con el carisma recibido de Dios y después de haberlo vivido con sus Hijas durante cinco años, cuida de someterlo íntegramente a la aprobación de la Iglesia.

Seguimos la génesis de este proceso por las Minutas de Nuestra Santa Madre Fundadora. En la primera, Santa Beatriz aparece pidiendo al Santo Padre la erección canónica de sus deseos y género de vida. Ella aboga por su carisma Mariano-Inmaculista:

«servir a Dios y a Santa María en el misterio de su Concepción»

Aceptaría la Regla que el Papa le asignase. Pide rezo de la Inmaculada, hábito propio blanco y azul (según la manifestación de Santa María la Virgen madre de Dios), forma de vida que ya llevaban, observancia regular y clausura. El hábito lo describe así: túnica blanca con escapulario también blanco y encima una capa de color celeste (azul), y en esta capa y en el escapulario deben grabar la imagen de la Virgen María, y se ceñirán con un cíngulo de lana blanca.

Santa Santa Beatriz, lo mismo que otros fundadores, tuvo que poner su Orden al amparo de una de las cuatro reglas existentes en la Iglesia según determinó el IV Concilio de Letrán, a saber: la de San Basilio, San Francisco, San Agustín y San Benito. Santa Beatriz logra al fin que el Papa Inocencio VIII autentizara su carisma fundacional Inmaculista como don del Espíritu en su Bula «Inter universa», 30 de abril de 1489. Y al Instituir por ella el nombre y el espíritu «Concepcionista» genuinamente puros, lo hace destacando y protegiendo respetuosamente el carisma Mariano de Santa Beatriz: «para servir a Dios y a Santa María»

Así se promulgó la Bula, se erigió canónicamente el monasterio el 16 de febrero de 1491, después de la muerte de Santa Beatriz de Silva, acaecida aproximadamente en 1492. El Papa Julio II el 17 de Septiembre de 1511 otorga a la Orden de la Inmaculada Concepción Regla propia.


VIVIMOS EN FRATERNIDAD: NUESTRA ESPIRITUALIDAD

Los ejes de nuestra vida son la oración, el trabajo en fraternidad. Por eso la concepcionista hace de su vida una ofrenda con Cristo, por la humanidad desde nuestro trabajo y servicio fraterno. Esta oblación, lleva consigo la alabanza de Dios y la experiencia de su cercanía amorosa. A la vida contemplativa pertenece el descubrimiento de esta cercanía de Dios y de su Hijo Jesucristo Resucitado.

Cuanto más vive una concepcionista con María como Inmaculada Concepción, es decir, con corazón puro, más rápidamente estará preparada para abrirse a la cercanía de Dios y de su obrar. Lo principal es practicar la contemplación del misterio de Jesucristo, percibir en Él el resplandor de la Inmaculada Concepción y dejarse seducir, al igual que Maria, por el clamor con Jesucristo.

Los fundamentos de nuestra espiritualidad fueron colocados por Beatriz de Silva. Su figura nos marca. Nuestra Orden de la Inmaculada Concepción, puede reconocer su identidad en relación con Beatriz:

Las fases de la vida de Beatriz, y sus decisiones personales.
Los signos que tenían importancia para ella;
El espíritu fundamental de la Inmaculada Concepción.

Estamos situadas en el corazón de la Iglesia, y hallamos junto a ella, su centro en Jesucristo, por obra del E. Santo. La Concepcionista procura vivir el Evangelio de Jesucristo que es el núcleo y el fin de su vida, y esto desde el misterio de la Inmaculada Concepción. Una hermana, no es concepcionista sin la Iglesia, pero con ella lo es enteramente. Por eso se sitúa totalmente en la Iglesia a través de la Inmaculada Concepción. Este Misterio se entiende precisamente por la Inmaculada, porque de ella nació la Iglesia en Jesucristo.

El honor de la Inmaculada Concepción es el tenor de vida de las concepcionistas. Sin embargo ellas saben que este honor de María, no es otra cosa que el reflejo de la gloria de Dios en el rostro de Jesucristo (2Cor 4, 6) Esta idea fundamental viene de Santa Beatriz de Silva y resplandece también en ella.

Santa Beatriz de Silva funda la orden para el servicio, la contemplación y la celebración del misterio de la Inmaculada. Por eso las concepcionistas viven las actitudes de María en el seguimiento de su hijo Jesucristo.

Por una parte consagran su vida, siempre como donación ofrecida únicamente al Señor. Se afirma nítidamente que ésta se realiza por medio del desposorio con Cristo, a honra de la Concepción Inmaculada, que es obra de Cristo.

Por otra parte se trata de una profesión, es decir, de una confesión pública de Jesucristo por medio de los consejos evangélicos:

Seguimos únicamente a Cristo (pobreza)
Permanecemos únicamente con Cristo. (Castidad)
Se dejan conducir únicamente por Cristo (obediencia)
El otro voto que realizamos las concepcionistas es el de clausura.

Cuando se trata el tema de la clausura, en el contexto de los votos, no se hace únicamente como voto que hacen las concepcionistas, sino que se considera la clausura como profundamente unida al espíritu de la Concepción, la clausura como seno materno común, y al mismo tiempo, como seno materno del alma de cada una de las hermanas en el que se realiza la Concepción. La clausura prepara para la Concepción (espiritual) y en la clausura se realiza la Concepción.

La clausura es unión con la pasión del Esposo y de su Misterio Pascual, La clausura parece una separación pero es un lugar de comunión más profundas con el mundo.

La clausura parece una separación, pero en realidad es un lugar de comunión más profunda con el mundo. La clausura hoy, al igual que la cruz, es tema de discusión, pero quien comprende su significado, vive un hondo misterio de amor y de fidelidad para con Dios. Se comprende como un lugar de encuentro con Dios. Dios no vive en el alboroto de la calle, a pesar de ser libre para habitar donde quiera. Normalmente se manifiesta cuando una persona acalla las voces que perturban el corazón, y éste, se abre en el silencio.

La concepcionista, ante todo puede entender la clausura como seno materno intelectual-espiritual, conde se realiza la Concepción espiritual del Hijo de Dios y su crecimiento. Solamente cuando una hermana ve a Cristo homocentro de la comunidad, es capaz de e comprender también el sentido de la clausura como “un estar permanentemente junto al Señor “

La vida en Comunidad es expresión de la vida con Jesucristo, y es al mismo tiempo. Como una certificación del desposorio con El. Para que sea posible permanecer más cerca del Señor, las concepcionistas viven en clausura. El sentido profundo de la clausura es estar con el Señor.

La contemplación como mirada amorosa, conduce a la percepción de los misterios de Jesucristo y a su realización en nuestra propia vida. Imitando las actitudes de María:

Permanecer silenciosa ante los hechos y palabras de Jesucristo.
Meditar la vida y las palabras de Jesucristo en el corazón.
Confianza en que Jesucristo va a obrar en mí lo que El quiera en cada momento, si le soy fiel. Para ello se necesitan las actitudes de oración, disponibilidad, ocultamiento silencioso.
Procuramos que nuestra vida sea un continuo canto de alabanza, lleno de esperanza y de confianza, por nuestra Sociedad, a través de la oración Litúrgica, en nombre de todos los hombres.

La vida de la Monja concepcionista es una profunda mirada silenciosa que poco a poco nos transformará en AQUEL que contemplamos, para ser un mensaje de amor, de paz y de alegría que Dios, por nuestro medio, ofrece al mundo ( CC.GG.59)

La contemplación es el apostolado propio de la concepcionista. La contemplación y el apostolado están profundamente unidos: transmitir lo que hemos contemplado. Solamente una persona contemplativa puede realizar plenamente el apostolado.

La comunidad de concepcionistas acoge a cada hermana como un don del Señor. Se aman unas a otras y se atienden mutuamente en sus necesidades; estando junto a cada una con solicitud amorosa, en los momentos de dificultad y sobre todo de enfermedad. Intentamos que nuestra vida sea un continuo canto de alabanza, lleno de esperanza y de confianza a través de la oración Litúrgica en nombre de todos los hombres.


LITURGIA y FORMACIÓN

“El principal deber de la concepcionista es la contemplación de las cosas divinas y la unión con Dios mediante la oración y el amor”

Por lo cual celebramos la Liturgia de las Horas Completa, cantada y acompañada por el órgano en su totalidad los días solemnes y festivos, los demás días se solemnizan las vísperas solamente, por ser el Coro poco nutrido. Nos valemos de moniciones y oraciones sálmicas para profundizar en el conocimiento de los salmos. En la Eucaristía también cantamos todos los días.. Hacemos las dos horas de oración personal diaria, las visitas al Stmo. Lectura espiritual o lectio divina después de Nona, etc.

A lo largo del año, hemos tenido en cuenta el Misterio de María y han venido a darnos el retiro Sacerdotes que nos han hablado de Nuestra Madre Inmaculada con el fin de profundizar en el misterio y por ende, en nuestra espiritualidad Concepcionista.

En el Convento de León, escuchamos todas las semanas el informe de Iglesia (en la radio) para estar al día en la actualidad de la Iglesia local y universal. Así, hacemos nuestros “sus gozos, y esperanzas, sus sufrimientos y consuelos.”( GS 1). Proseguimos con la clase semanal de Cristología, impartida por D. Felix Díez.

Hemos tenido lecturas de Documentos sobre la Virgen “Marialis Cultus”, Vigilias, y estudio basado en el material preparado tan estupendamente bien por la Comisión de Formación de la Orden.

Este año, seguiremos honrando de manera especial a la Virgen Inmaculada Madre, Modelo, Maestra, Vida dulzura y esperanza nuestra y de todo el mundo.

Las hermanas cultivan la formación permanente, tanto técnica como espiritual, por medio de cursillos, conferencias, medios de Comunicación social, etc.

Hay lugar para la distensión y recreación, días de Fiesta y momentos de recreación en los que se fomenta la comunicación mutua y alegría, fruto de la satisfacción que produce el dedicar nuestra vida al Señor y desde El a nuestros hermanos los hombres de toda raza, lengua y religión.

(fuente: www.concepcionistas.info)

domingo, 20 de abril de 2014

20 de abril: Nuestra Señora de Schier

Poco se sabe sobre esta advocación mariana, la cual se origina en Alemania.


Se cuenta que la Familia Schier había decidio donar el castillo que habiataban para convertirlo en un templo mariano. Arnaud, uno de los hijos de la Casa Bávara de Schier, fue el único que se opuso a aquella decisión porque él deseaba heredar aquel castillo y su destino es incierto.

traducido por mallinista
(fuente: www.roman-catholic-saints.com)

sábado, 19 de abril de 2014

19 de abril: Nuestra Señora de Lyon

Francia ( 1643)

San Potino, el Apóstol de la Galia y primer obispo de Lyon, consagró una imagen de la Virgen María en una capilla subterránea que está ahora por debajo de la iglesia de Saint Nazaire o Nizier, en Lyon, donde muchos cristianos sufrieron la muerte en el Antiguo Foro sobre el Cerro de la Sangre.

Según la tradición, había una vez un templo en honor a Attis en el sitio, cuyos seguidores precipitado una persecución contra los cristianos en torno al año 177 dC . Más tarde, en el Siglo V, la basílica fue construida en el sitio y los restos de muchos mártires cristianos víctimas de la persecución fueron enterrados allí, así como los obispos de Lyon. La iglesia toma su nombre de Niceto de Lyon, que era el obispo el 28 de allí en el Siglo VI, debido a los numerosos milagros que ocurrieron allí después de su entierro .

En el año 1186, los canónigos de la catedral comenzaron a construir una iglesia más grande en el Santuario  En acción de gracias por la curación de su hijo por intercesión de este santo, el rey Luis VII de Francia organizó una peregrinación a Lyon. En 1466, el rey Luis XI instituyó una misa diaria a perpetuidad.

Hubieron peregrinaciones para pedir ayuda de María, sobre todo en tiempos de hambre y pestes. Durante la peste de 1643, se decidió dedicar la ciudad a la Virgen. Al instante todos los rastros de la plaga se desvanecieron y, hasta 1792, veinticinco misas se decían a diario en acción de gracias .

Durante los años de la Revolución Francesa, el Santuario fue profanado y la Iglesia se utilizó como almacén. A veces, los peregrinos visitaban el santuario de noche, a pesar de poner peligro sus propias vidas. En 1805, el Papa Pío VII presidió la apertura o reapertura de la capilla. Poco antes de la batalla de Waterloo, el santuario fue amenazado con la destrucción cuando Napoleón quería que la colina fuera fortificada.

Debido a que la ciudad se salvó de muchas vicisitudes durante las revoluciones de 1830 y 1848 , el pueblo de Lyons decidieron mostrar su gratitud por la adición de una alta torre de la iglesia coronada por una gran figura de bronce de la Virgen.

Después de la guerra franco-prusiana de 1870, una gran basílica de Nuestra Señora fue construida junto a la antigua ermita, que se mantuvo casi intacta. La cripta de San Potino, bajo el coro de la iglesia de St. Nazaire, fue completamente destruida en 1884.

traducido por mallinista 
(fuente: www.roman-catholic-saints.com)

viernes, 18 de abril de 2014

18 de abril: El Papa Urbano VI concedió una indulgencia plenaria a los que visitan la Iglesia de Nuestra Señora de Loreto (Siglo XIV)

La Santa Casa de Loreto es la misma casa de Nazaret que visitó el Arcángel Gabriel en la Anunciación a la Santísima Virgen María. Es allí donde el Verbo se hizo Carne y habitó entre nosotros. Allí también vivió la Sagrada Familia a su regreso de Egipto y donde Jesús pasó 30 de sus 33 años junto a La Virgen y San José.

Pronto La Santa Casa se convirtió en lugar de reunión para la celebración de la Santa Misa de los primeros Cristianos. Podemos imaginarnos con qué amor y veneración cuidaban este Santo Lugar.

Actualmente la Santa Casa está situada dentro de la Basílica que para ella se construyó en Loreto, Italia. Dentro de la casa de Loreto se venera la pequeña estatua de La Virgen de Loreto. La Santa Casa en Nazaret tenía dos partes: una parte era una pequeña gruta y la segunda parte una pequeña estructura de ladrillos que se extendía desde la entrada de la gruta. La estructura de ladrillos no tenía sino tres paredes, ya que un lado pegaba con la pared de la gruta.

¿Cómo llegó la casa de Nazaret a Loreto, Italia? Hay varias tradiciones. Una de ellas habla de ángeles que transportaron la casa por los aires. Pero hay documentos que parecen indicar que el responsable del traslado es un comerciante llamado Nicéforo Angelo del siglo XIII. Quizás su apellido inspiró la idea del traslado por medio de ángeles. En todo caso, tan extraordinaria empresa, sin duda, tuvo la protección y guía del cielo. Ya lo había dicho el ángel a la Virgen en esa misma casa: "Para Dios nada es imposible".


Tratan de destruir la Santa Casa

La casa de Loreto es sagrada en virtud de quienes en ella habitaron. Muchos consideran la Santa Casa de Loreto como uno de los lugares más sagrados del mundo y Dios no quiso que esta casa fuese profanada o destruida, sino preservada para siempre. El demonio, los hombres, y el mundo usualmente van contra todo lo que Dios quiere y con esta bendita casa no fue diferente. En 1291, los Sarracenos conquistaban la Tierra Santa. Quisieron acabar con toda la historia del cristianismo y la mejor forma para ellos era destruyendo todos los lugares sagrados. Pensaban que eliminando todos los signos visibles del cristianismo, apagarían el amor y la devoción.

Fueron en busca de cada lugar venerado por su asociación con la vida de Cristo. Cuando llegaron a las proximidades de Nazaret, La Santa Casa no tenía defensa humana. Esta era bien conocida, porque los cristianos desde el tiempo de los Apóstoles la tenían con gran reverencia y celebraban allí la Santa Misa. Los enemigos se decían: "Nunca más los cristianos celebrarán aquí la Anunciación"

La Basílica construida sobre la Santa Casa ya había sido destruida dos veces antes. La primera vez fue en 1090 A.D. Sin embargo, la casa quedaba intacta. Los cruzados reconstruyeron la Basílica, pero en 1263 fue destruida de nuevo. Una vez más la Santa Casa fue protegida. Esta vez los cruzados no pudieron reconstruir la Basílica y la Santa Casa se quedó sin protección.


La tradición del traslado Angelical

Según esta tradición, en 1291, cuando los cruzados perdían control sobre la Tierra Santa, Nuestro Señor decidió enviar a los ángeles a proteger su Santa Casa y les dio el mandato de que movieran la casa a un lugar seguro. Llévense la Santa Casa a un lugar seguro, lejos del odio de mis enemigos de esta tierra donde nací. Elévenla sobre los aires, donde no la puedan alcanzar. Que no la vean.

El 12 de mayo de 1291 los ángeles trasladaron la casa hasta un pequeño poblado llamado Tersatto, en Croacia. Muy temprano en la mañana la descubrieron los vecinos y se asombraron al ver esta Casa sin cimiento y no se explicaban cómo llegó ahí. Se adentraron y vieron un altar de piedra. En el altar había una estatua de cedro de la Virgen María, que tenía al niño Jesús en sus brazos. El niño Jesús tenía sus dos dedos de la mano derecha extendido como bendiciendo. Con su mano izquierda sostenía una esfera de oro representando al mundo. Ambos estaban vestidos como con unas batas y tenían coronas de oro.

Unos días más tarde, la Virgen María se le apareció a un sacerdote de ese lugar y le explicó de dónde venía la casa. Ella dijo: "Debes saber que la casa que recientemente fue traída a tu tierra es la misma casa en la cual yo nací y crecí. Aquí, en la Anunciación del Arcángel Gabriel, yo concebí al Creador de todas las cosas. Aquí, el Verbo se hizo carne. El altar que fue trasladado con la casa fue consagrado por Pedro, el Príncipe de los Apóstoles. Esta casa ha venido de Nazaret a tu tierra por el poder de Dios, para el cual nada es imposible.

Ahora, para que tú puedas dar testimonio de todo esto, sé sanado. Tu curación inesperada y repentina confirmará la verdad que yo te he declarado hoy." El sacerdote, que había estado enfermo por mucho tiempo, se sanó inmediatamente y anunció al pueblo el milagro que había ocurrido. Comenzaron las peregrinaciones a la Santa Casa. Los residentes de este pequeño pueblo construyeron sobre la Santa Casa un edificio sencillo para protegerla de los elementos de la naturaleza. Pero la alegría de los croatas duró poco tiempo. Después de tres años y cinco meses de estar la casa en este poblado, en la noche del 10 de diciembre, de 1294, la casa desapareció de Tersatto para nunca más volver.

Un residente devoto de Tersatto construyó una pequeña iglesia en el lugar donde estuvo la casa, una réplica de esta. Y puso la siguiente inscripción: ¨La Santa Casa de la Virgen María vino de Nazaret el 10 de diciembre de 1291 y estuvo hasta el 10 de diciembre de 1294.¨La gente de Croacia continuó venerando a Nuestra Señora en la réplica de la Santa Casa. Fue tanta su devoción, que el Papa Urbano V envió a la gente de Tersatto una imagen de Nuestra Señora en 1367. Esta imagen se cree fue esculpida por San Lucas.


La Santa Casa es llevada a Italia

El 10 de diciembre de 1294, unos pastores de la región de Loreto en Italia reportaron que habían visto una casa volando sobre el mar, sostenida por ángeles. Había un ángel vestido con una capa roja (San Miguel) que dirigía a los otros y la Virgen María con el Niño Jesús estaban sentados sobre la casa. Los ángeles bajaron la casa en un lugar llamado Banderuola.

Muchos llegaban a visitar esta santa casa, pero también habían algunos que llegaban para asaltar a los peregrinos. Por esta razón las personas dejaron de llegar y la casa nuevamente fue trasladada por los ángeles a un cerro en medio de una finca. La Santa Casa no se quedaría aquí por mucho tiempo. La finca era de dos hermanos que comenzaron a discutir sobre quién era el dueño de la casa. Por tercera vez la casa es trasladada a otro cerro y la colocaron en el medio del camino. Ese es el lugar que ha ocupado ya por 700 años.

Los habitantes de Recanati y Loreto verdaderamente no sabían la historia de la Santa Casa, solo sabían de los milagros que se acontecían ahí. Dos años más tarde, la Virgen María se le apareció a un ermitaño llamado Pablo y le contó el origen y la historia de la Santa Casa: “Se mantuvo en la ciudad de Nazaret hasta que por el permiso de Dios, aquellos que honraban esta casa fueron expulsados por los enemigos. Ya que no se le honraba y estaba en peligro de ser profanada, mi Hijo quiso trasladarla de Nazaret a Yugoslavia y de ahí hasta tu tierra”. Pablo entonces se lo contó a las personas del pueblo y comenzaron a hacer gestiones para verificar la autenticidad de la casa. Fueron primero a Tersatto y luego a Nazaret.


Investigaciones de los expertos

Los expertos asignados a este proyecto fueron a Tersatto. Ahí les verificaron que las paredes eran de color rojizo y cerca de 16¨ de ancho. Descubrieron también que la replica medía exactamente igual que la de Loreto, 31 ¼ pies de largo por 13 pies y 4 pulgadas de ancho por 28 pies de alto. Tenía una sola puerta de 7 pies de alto y 4 1/2 de ancho. Tenía también una ventana. Todas las descripciones, incluso las de los elementos interiores y las estatuas, coincidían.

En Nazaret: descubrieron que de verdad era la casa de la Virgen. Las medidas de la fundación eran exactas a las de Loreto y la maqueta construida en Tersatto. Después de 6 meses regresaron a Loreto y declararon la autenticidad de la Santa Casa. Años más tarde, encontraron monedas debajo de la casa, no solo del área de Nazaret, sino que del período en que la casa estuvo en Nazaret. Las piedras y la tierra utilizada para el relleno de la casa era idéntica a las que se usaban en Nazaret en ese tiempo y civilización. La casa no tiene cimientos, ya que estos se quedaron en Nazaret.


Anécdotas de la Santa Casa de Loreto

Llegó un tiempo en que muchos peregrinos iban a este santuario y el Papa Clemente VII mandó que se cerrara la puerta original y se construyeran tres puertas, ya que solo había un puerta y las personas se peleaban para entrar y salir. Solo había un problema y era que nadie le había pedido permiso a la Virgen María para las alteraciones. Cuando el arquitecto cogió su martillo para comenzar, su mano se marchitó y comenzó a temblar. Enseguida se fue de Loreto y nadie más quiso hacer el trabajo. Tiempo después un clérigo llamado Ventura Barino aceptó hacer el trabajo, pero primero se arrodilló y rezó a la Virgen. Este le dijo que no era su culpa, sino la orden del Papa, que si ella estaba enojada que lo tomara contra el Papa y no contra él¨. El clérigo pudo completar el trabajo. Las personas de Loreto también decidieron proteger la Santa Casa poniéndole una pared de ladrillo, pero después que terminaron con la pared, la pared se separó de la casa. Por eso hay un espacio entre la Santa Casa y la pared que fue construida.


Devolverle a la Virgen lo que es de Ella

Una historia relata que el Obispo de Portugal visitó la Santa Casa y quiso llevarse una piedra para construir una Iglesia en honor a la Virgen de Loreto. El Papa le dio permiso y el Obispo mandó a su secretario a sacar la piedra y llevársela. El Obispo se enfermó de repente y cuando llegó su secretario casi estaba muerto. El Obispo les pidió a algunas hermanas religiosas que rezaran por él y algunos días después recibió este mensaje: "Nuestra Señora dice, si el Obispo desea recuperarse, debe devolver a la Virgen lo que él se ha llevado". El secretario y el Obispo se asombraron de esto, pues nadie sabía lo de la piedra de la Santa Casa. El secretario se fue inmediatamente de regreso a Loreto con la piedra y cuando llegó, el Obispo estaba completamente sanado. Por esta razón, durante los siglos, los Papas han prohibido, bajo amenaza de excomunión, la extracción de cualquier parte de la Santa Casa.


Un Lugar Sagrado

La Santa Casa es considerada entre los lugares más sagrados del mundo. Antes de que la Santa Casa fuese trasladada, San Francisco de Asís había profetizado que un día Loreto se iba a llamar el lugar más sagrado del mundo y que por ello debían abrir una casa allí.

Muchos santos, beatos y Papas han visitado esta casa. Entre ellos: San Francisco de Sales: hizo sus votos de celibato en la Santa Casa; Santa Teresa de Lisieux: antes de ir a pedir permiso al Papa para entrar al Carmelo a la edad de 15 años, visitó la Santa Casa; San Maximiliano Kolbe: en su regreso a la ciudad de la Inmaculada, poco antes de ser llevado al campo de concentración; y muchísimos otros santos.

El Papa Juan XXIII fue el día antes de convocar el Concilio Vaticano II y pidió a la Virgen de Loreto la protección del Concilio. Juan Pablo II ha visitado muchas veces la Casa de Loreto y ha tenido allí convenciones de jóvenes y familias.

Muchos peregrinos van cada año a visitar a la Santa Casa. A visitar el lugar donde la Sagrada Familia vivió y a recibir las gracias que Dios les quiere dar. Es una tradición rezar de rodillas el Santo Rosario alrededor de la Casa. Es un rosario penitencial pidiendo la intercesión poderosa de la Stma. Virgen. Procesiones con velas del Santísimo Sacramento forman parte de las celebraciones en la Basílica de la Santa Casa de Loreto.

(fuente: www.corazones.org)

jueves, 17 de abril de 2014

17 d abril: Nuestra Señora de los Milagros de Corbetta

En la fachada de la iglesia de San Nicolás de Corbetta estaba pintada una bella imagen de la Madonna, sentada en su trono con el Niño en su falda.

El 17 de abril de 1555 el Niño Jesús dejó el cuadro y bajó a la plaza a jugar con los tres niños. La Madonna, sorprendida por la escapada del Niño, también baja a la plaza, para reprenderlo, como una buena madre.

A partir de ese momento la iglesia se convirtió en un lugar de peregrinación y muchos fueron los milagros. Por ello el Papa Pablo IV la llamó Nuestra Señora de los Milagros…

Corbetta es una elegante ciudad, signada por la presencia de muchas villas patricias, a una docena de kilómetros de Milán en el camino a Vigevano.

El 17 de abril de 1555, el primer jueves después de Pascua de la Resurrección, dos horas después del mediodía, tres niños jugaban a la pelota sobre la placita delante de la iglesia. Uno de los tres, de alrededor de diez años, era sordomudo y conocido como tal por toda la ciudad. Tenía el nombre de Antonio de Della Torre, apodado Novello.

Novello da de repente un grito de sorpresa, y exclamó: “La Virgen, el Niño”. Sus compañeros, sorprendidos por las repentinas palabras del mudo, miran para donde señala, y ven la figura del Niño Jesús, en forma de un niño vivo, que salió del regazo de su madre, y bajó a la tierra, colocándose en un lugar para observar el juego de los niños. Al verlo, la Virgen Madre sale de su asiento, reprende al Divino Infante y vuelven al lugar donde siempre habían estado.

Los muchachos, tomados por sorpresa, dejan el juego y corren a contarlo a sus padres, y la noticia se propagó en un instante en el pequeño pueblo.

La historia maravillosa, como la contaron los niños inocentes, se confirmó por el milagro de la repentina curación del sordomudo, y ganó la sorpresa y emoción en todo el país.

Todo el pueblo abandonó el trabajo y se dirigió a la iglesia a venerar y cantar la Letanía en honor de la bienaventurada Virgen.

Esta noticia, puede considerarse fruto de pura imaginación, si no hubiese tenido el apoyo de datos históricos. Los tres niños que juegan en la plaza tiene un nombre: Cesare dello Stampino, Antonio della Torre y su hermano Juan Ángel, de diez años, sordomudo de nacimiento, conocido familiarmente como Navello, y por la prueba es irrefutable: Navelli habla luego del milagro, mientras que antes era mudo y sordo.

Se trata del primer milagro de una larga serie: en sólo 80 días después de la aparición, se cuenta una cincuentena. De los primeros se recuerda el nombre: Serafino Barchetta 20 de abril, Beltramina Marcotte el 21, Pietro da Siena el 22, Tommaso Ferrario y otros muchos, de modo que la Virgen de Corbetta tomó el nombre de Nuestra Señora de los Milagros.


EL SANTUARIO

El santuario fue construido donde antes estaba el oratorio de San Nicolás del siglo XII y donde estaba el fresco de la Virgen con el niño pintado en 1475 por Gregorio Zavattari.

Al año siguiente de la aparición, 1556, el Capitolio de los Cánones, para dar cabida a los numerosos peregrinos y para proteger el cuadro expuesto a la intemperie, decidió construir un santuario, nombrando un comité que seguirá el trabajo; el trabajo será lento en esos años calamitosos por la presencia, entre las muchas dificultades, de una terrible plaga, y numerosas guerras de invasión.

Ya en 1560 la Curia romana inicia el proceso para el examen de la autenticidad de la aparición, y en 1562, a petición del joven cardenal San Carlo Borromeo, el Papa Pio IV concede una indulgencia plenaria, en forma de Jubileo.

Sólo al final de 1700 el santuario superior quedó completo, pero su fisonomía actual la adquirirá con el trabajo realizado en 1800 y en 1900. A pesar de la variedad de estilos de arquitectura, la Iglesia tiene una armoniosa belleza.

El interior, de cruz latina, está compuesta por seis capillas laterales dedicadas a diferentes santos, y llenas de obras de arte. Valiosos son los frescos de la capilla San Antonio, realizados por el pintor Stefano Montalto, el crucifijo de madera del 1600, y los frescos de Giuseppe Reina y Juan Perabo, que representan el milagro. Por encima del altar central, en una posición elevada, está la pintura del milagro, una obra de refinada elegancia, inspirada en los modelos de la Toscana del 300 de la que es autor Gregorio de Zavatteri.

Después de extensas y costosas renovaciones, el santuario fue consagrado en 1954, año Mariano. Corriendo en 1955 el cuarto centenario del la aparición, el Capitolio de San Pedro en el Vaticano concede la coronación de la imagen de la Virgen y el Niño. Las preciosas coronas se colocan sobre la cabeza de la Virgen y el Niño Jesús 17 de abril de ese año, por el Arzobispo de Milán, el cardenal Giovanni Battista Montini, futuro Papa Pablo VI.


EL MUSEO

El museo fue fundado a la mitad del ochocientos por el rector, Carlo Chierichetti, historiador del santuario, que se preocupó de reordenar y restaurar las antigüedades en el mismo. El museo fue concebido como una ruta de peregrinación que ilustra la historia de la religión en Corbetta y su santuario, considerada la aparición milagrosa de la Virgen en 1555. Los objetos fueron exhibidos en las habitaciones por encima del claustro del siglo XVII anexo al santuario.

El museo está formado por pinturas de arte sacro y objetos preciosos donados como exvotos, se reunieron en la capilla de Bendiciones y en el segundo patio claustro.

En la parte superior, también se expuso la “bula de perdón”, del Papa Pio IV (1562) y la concesión de una indulgencia plenaria a los que visiten el santuario de Corbetta el jueves después de Semana Santa.

Existe también conservados una serie de muebles de la iglesia, entre ellos varios retablos de oro y piedras preciosas, tejidos en seda, para el altar mayor de la iglesia inferior de San Nicolás o para capillas devocionales, alfarería litúrgica en oro y plata.

Una sección especial también recoge una serie de ornamentos litúrgicos, albas, capas y estolas de los siglos XVIII y XIX. También hay un precioso cáliz donado por el cardenal Alfredo Ildefonso Schuster durante su visita pastoral de 1935.

En la sección del museo llamado “Habitaciones de San Carlo” hay una serie de reliquias conservadas tradicionalmente como pertenecientes a San Carlo Borromeo, incluida una cama del siglo XVI, que en un tiempo se mantuvo en la villa Fristiani Mereghetti Maggi, donde el santo había dormido en su Visita Pastoral de 1580 y una mitra, una capa de cardenal y algunos autógrafos, expuestos junto con los de otros dirigentes de la Iglesia milanesa, que visitaron el santuario, como Alfredo Ildefonso Schuster, o Giovanni Battista Montini.


LAS RELIQUIAS

Una sala del museo está dedicada a las reliquias que se conservan en el santuario, donadas a través de los siglos por personas y las instituciones religiosas. Catalogadas y registradas oficialmente en el siglo XVIII, se conservan en relicarios de diferentes edades y facturas.

Ellos son: un fragmento cabello de la Beata Clara Agolanti, un fragmento de la túnica de la Virgen, un hueso de Santa Margarita, un hueso de San Francisco de Sales, un fragmento de la túnica de San Ambrosio, un fragmento del velo de la Madonna di Loreto , cabello de Santa Laura, como un fragmento del vestido de San José, huesos de San Donato, de Santa Teresa, San Mauricio, Santa Lucía, Santa Savina, San Bassiano, San Luigi Gonzaga, San Fermo, San Prudenzio, San Urbano, santa Colomba, Santa María Egiziaca, polvo de huesos de San Nicolás de Bari, San Antonio Abad, San Carlo Borromeo.

Además de estas se conserva un diente de San Mona (donado por el capitolio de la catedral de Milán en 1652), un diente Santa Apollonia, una tibia y un fémur de una de las once mil vírgenes compañeras de Santa Ursula.


INDULGENCIAS Y PRIVILEGIOS

Luego de la aparición, San Carlo Borromeo que estaba en Roma, pidió audiencia al Papa para contarle las maravillas que se realizaron en Corbetta, y la afluencia de peregrinos que iban a venerar a la Santísima Virgen.

Obtuvo la indulgencia plenaria para el día de la Natividad de María de 1560. La misma gracia también obtuvo San Carlo los años siguientes, y también para la fiesta de la Asunción durante varios años.

Luego el tesoro de la indulgencia plenaria se extendió a todas las demás celebraciones de Maria SS. Se diferencia del privilegio particular del altar de la Virgen Milagrosa, que le fue concedida para cada día del año y para cada celebración de la Misa aplicada a los difuntos.

Todos estos favores fueron rodeados por otro aún más grande y es el privilegio de la indulgencia plenaria en forma de Jubileo, de un beneficio cada año a perpetuidad, el primer jueves después de Pascua, que será llamado “el día del Gran Perdón.”

El papa Pio IV, en un breve “Unigeniti Filii Dei”, acordó la gran indulgencia concedida en forma de Jubileo, a la memoria de la aparición y de los milagros que siguieron, y la llamó Nuestra Señora de los Milagros.

(fuente: forosdelavirgen.org)

miércoles, 16 de abril de 2014

16 de abril : Nuestra Señora de las Victorias de San Marcos

En el año 1683, un formidable ejército de más de 100.000 turcos invadieron Austria y puso cerco a Viena por segunda vez. La ciudad se encuentra ubicada estratégicamente en Europa, y los turcos otomanos habían estado presionando más y más sobre los pueblos cristianos durante los siglos precedentes. Ellos pretendían apoderarse de Viena, pues ello les abriría toda Europa.

Desafortunadamente para las naciones católicas, no toda Europa se unió contra el invasor. Los protestantes aún mantenían fuertes disputas con sus vecinos católicos, a quienes detestaban más que a los turcos. De hecho, el Imperio otomano había estado apoyando a gobiernos protestantes para debilitar a la cristiandad.

Ante este panorama tan adverso, Viena estaba a punto de rendirse al enemigo. El pueblo estaba temoroso y desesperado. De todas partes de las oraciones católicas del mundo se ofrecieron a la Reina del Cielo para que Ella intercediera y evitar este desastre. Así, Nuestra Señora no falló a su pueblo.

El rey católico piadoso y valiente de Polonia, Juan Sobieski, con un ejército aparentemente insuficiente para la contienda, con valentía marchó contra el enemigo. A pesar de que su ejército era pequeño en comparación con las multitudes que le esperaban, no había nadie más que pudiera acudir en ayuda de Viena.

Cuando Juan Sobieski apareció a la vista del campamento turco, antes de comenzar la batalla, ordenó a todo su ejército a celebrar una Santa Misa y él le pidió al celebrante que bendiga a toda la tropa.

Lleno de confianza en la ayuda de María Santísima, Nuestra Señora de las Victorias, el rey Juan Sobieski condujo a sus ya legendarios húsares alados en la cara del enemigo como un ejército de ángeles vengadores, lo que alteró a las formaciones enemigas y los hizo romper sus líneas.

El enemigo, a pesar de ser superior en número y recursos, dio media vuelta y huyó. El regocijo de los cristianos fue grande cuando en esta noticia se esparció, y de todas las oraciones fervientes de la cristiandad agradecieron a Nuestra Señora de las Victorias por su protección.

El Papa Inocencio XI conducía a la Iglesia Católica en aquel momento y puso toda su confianza en la Santísima Virgen María. Se había comprometido a instituir una fiesta en su honor, si se disuadía el ataque turco.

La famosa imagen de Nuestra Señora de las Victorias es la que el emperador Juan Zimiarnes y Juan Commenus llevaron en un carro triunfal después de haber sitiado el enemigo. La imagen está ahora entronizada y a ella acuden en Viena para obtener gracias de todo tipo

traducido por mallinista 
(fuente: www.roman-catholic-saints.com)

martes, 15 de abril de 2014

15 de abril: Nuestra Señora de Keiff

Kieff, a orillas del río Dniéper, fue el primer lugar de descanso de la famosa imagen de María. Aquí, según se cuenta, el apóstol san Andrés se había detenido una vez en su camino desde Constantinopla a Roma. Despertó en la mañana a las vistas de las alturas de Kieff, tuvo una visión en la que le dijeron:

"¿Ves esas colinas? En esas colinas resplandecerán en adelante la gracia de Dios".

Sin embargo, fue recién en el año 1010, cuando se cumplió aquella profecía antes de que el príncipe ruso Vladimir fuera bautizado en Kieff con todo su pueblo, y las enseñanzas del Evangelio comenzó a salir desde las alturas que tanto había impresionado el Apóstol .

El príncipe envió a Kherson una imagen de la Virgen que fue, según la leyenda, fue pintada por Constantino y, según otra, encargado por él, lo cual parece más probable. El príncipe dotó al monasterio en Petchersk para albergar el famoso cuadro y aquí permaneció hasta el siglo XV.

En 1467 Iván III, gran duque de Moscú, construyó la Iglesia de la Asunción en el Kremlin como un memorial de su matrimonio. Como joya de la corona de su nueva iglesia, pidió el famoso cuadro de Kieff. Esta ciudad edad era a la vez entristecido y asustado en la demanda. El pueblo se levantó en señal de protesta porque no quería perder a su tesoro más querido. Entonces la Santísima Virgen se le apareció en sueños al príncipe y le pidió que renunciara a la imagen, porque ella personalmente se encargaría de que fue reemplazarla. Se la dio a los agentes del duque de Moscú en la mañana siguiente y regresó a su iglesia para encontrar que otro cuadro exactamente como había aparecido misteriosamente en el lugar de la que él había regresado.

Kieff y Moscú aún discutían enérgicamente hasta hace cincuenta años, los 400 años de edad desacuerdo habitual sobre la que la ciudad tenía la imagen original de la Virgen de Kieff, y que tuvo un puesto allí por la Santísima Virgen. Hay miles de copias ahora repartidos por todo el mundo.

traducido por mallinista
(fuente: www.roman-catholic-saints.com)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...